Vecinos del sector Medina Angarita viven con las cloacas colapsadas

Desde hace más de tres meses los habitantes del sector Medina Angarita del barrio San Carlos, Maracay, viven rodeados de aguas putrefactas producto del colapso de las tuberías de aguas negras, generando enfermedades entre niños, niñas y adolescentes, personas de tercera edad y embarazadas, a esto le sumaron la falta del vital líquido.

También te puede interesar: Atendidos más de mil 200 niños en el Plan Vacacional Comunitario

colapso
Imagen archivo

Los ciudadanos comentaron que en reiteradas oportunidades han planteado este grave problema a las autoridades de la Alcaldía e Hidrocentro, sin tener respuestas positivas, que ha traído como consecuencia toda clase de sintomatologías, entre ellas fiebre, diarrea, vómitos, amigdalitis, conjuntivitis y pare de contar.

“Las medicinas están demasiado caras y de paso escasas para estar enfermándose, nos parece una falta de responsabilidad por parte de estos entes encargados. Ya estamos cansados de dirigirnos hasta sus despachos comunicándoles la situación y éstos sólo se hacen de la vista gorda”, comentó Inés Losada, expresaron Julio Barrera y Víctor Losada.

Por otra parte, indicaron que varios locales comerciales con ventas de comida se han visto en la obligación de cerrar los puestos, debido a la fetidez que ha corrido a la clientela.

Asimismo manifestaron que un aproximado de 500 familias son los afectados y por ello requieren con urgencia el cese del desborde de aguas nauseabundas.

Pero todo no termina allí, también señalaron que no cuentan con agua potable por tuberías, producto a que la bomba que les suministra del vital líquido se encuentra dañada.

“Parecemos camellos, ya tenemos 180 días sin una gota de agua, por ello nos vemos en la necesidad de comprar agua a los choferes de los camiones cisternas, a quienes les pagamos con comida, pues no contamos con efectivo”, dijeron Barrera y Losada.

Hacen un llamado a las autoridades competentes, de lo contrario tomarán otras acciones.

RAIZA VILLAFRANCA | elsiglo

Loading...