La Playa de Dumas: donde los muertos regresan a la arena

Por lo general, las playas son uno de los atractivos turísticos más representativos de nuestro planeta. Además, son espacios a los que se va a relajar, caminar sobre la arena y nadar. Pero este no es el caso de la Playa de Dumas, ubicada en la India, donde su arena negra ostenta una macabra historia.

La Playa de Dumas

Situada en las costas del mar Arábigo, al sur de la ciudad de Surat, podrás encontrarte con la Playa de Dumas, un lugar que se distingue por su arena color oscuro. Con el paso de los años, esta playa se posicionó como uno de los principales destinos turísticos de Gujarat, entre locales y viajeros internacionales. Sin embargo, paralelo a ese paraíso soleado, este sitio está envuelto por una historia tenebrosa que contar.

Hasta casi la mitad del siglo XX, esta zona fue utilizada como un centro de cremación de cadáveres humanos, cuyas cenizas eran esparcidas por el viento a orillas de la playa.

Para el hinduismo reducir un cuerpo a cenizas acelera la liberación del alma de sus cadenas terrenales, además de considerarla como la forma más benéfica, desde el punto de vista espiritual, de tratar a los muertos.

La playa donde los muertos regresan

Los lugareños consideran la Playa de Dumas un sitio maldito, por algunos ahogamientos que se han suscitado en este lugar. Algunos otros cuentan que varios cuerpos nunca fueron recuperados. Esta costumbre le dio a la playa una reputación siniestra, como un sitio donde las almas atormentadas de aquellas personas cremadas que se negaron a abandonar sus cadenas terrenales, eligieron permanecer y penar a la orilla del mar para torturas a quienes visitan el lugar.

Se dice que en este lugar se escucha en el viento voces del más allá ––desde solicitudes de ayuda, hasta escuchar el nombre de personas––, también es frecuente observar la aparición de bolas de fuego en el cielo, y que incluso de noche se puede ver la aparición de misteriosas figuras con forma humana que caminan al borde del agua y que desaparecen entre las olas.

Algunos hablan de la existencia de perros negros fantasmas que caminan en la arena y que, de vez en cuando, persiguen a las personas.Es por esta situación, que se dice que algunos perros enloquecen al acercarse a este lugar, y que es difícil que quieran entrar al mar, los cuales pueden mostrar comportamientos extraños como girar en círculos, temblar sin razón, ataques repentinos de agresividad o se empeñan en perseguir algo que solo ellos pueden ver.

Tal vez solo se trate de personas que quieren asustar o simplemente al mar le gusta arrastrar hacia aguas profundas, pero eso realmente no lo sabemos.

 

 

Fuente: muyinteresante

Loading...