Tahlequah, la orca que cargó a su cría muerta durante 17 días

A pesar de que es usual que estos animales manifiesten de esa manera su duelo, los investigadores están asombrados porque no habían visto un caso con ese periodo de tiempo. La madre recorrió 1.600 kilómetros, mientras empujaba al animal fallecido para evitar que se hundiera.

Foto tomada de @RequenaCNN / Twitter

Una orca recorrió 1.600 kilómetros con el cuerpo de su cría muerta, durante 17 días. El trayecto fue en la costa de Canadá y el noroeste de Estados Unidos.

El animal murió unas horas después de nacer, al parecer por desnutrición. Tahlequah o J35, como denominaron los investigadores a la madre orca, se esforzó por empujar durante ese periodo de tiempo a su cría para evitar que se hundiera. Aunque es normal que las orcas, delfines y otros mamíferos manifiesten de esa manera el duelo, los investigadores estaban impresionados por la cantidad de tiempo que duró Tahlequah.

La madre, de 20 años, hace parte una comunidad de 75 orcas que está ubicada entre el extremo sur de la isla de Vancouver (Canadá) y las aguas del estado de Washington (Estados Unidos).

“J35 pasó por mi ventana hoy con otras ballenas, y luce vigorosa y saludable. La terrible experiencia de verla llevar a la cría durante al menos diecisiete días ha terminado, gracias a Dios”, aseguró Ken Balcomb, director ejecutivo del Centro de Investigación de Ballenas. De esa manera termina el luto de Tahlequah llegó a su fin.

Otra orca, de tres años, llamada Scarlet parece estar debilitándose por desnutrición. Scarlet ha pedido el 20% de su masa corporal. Los científicos intentan alimentarla para no perder otra vida.

En esa comunidad de orcas no se ha presenciado un nacimiento exitoso desde el de Scarlet. En los últimos 20 años han sobrevivido el 25% de las crías, según información del centro de investigación.

Los cientificos esperan que con la recolección suficiente de salmón y el mantenimiento del agua donde ellas habitan se incremente la esperanza de vida de la comunidad.

 

Fuente: el espectador

Loading...