Primero Justicia condenó persecución a acusados por atentado

Loading...

El partido opositor venezolano Primero Justicia (PJ) emitió ayer un comunicado en el que “condena enérgicamente” la persecución de la cual asegura están siendo objeto la organización, dirigencia y, “especialmente, los diputados Julio Borges y Juan Requesens” por parte del Gobierno de Nicolás Maduro.

 

Primero Justicia
En el texto, el partido asegura que el Gobierno se está haciendo “uso indiscriminado y mentiroso de toda la estructura de poder del Estado” para “destruir a un partido político cuyo único delito ha sido luchar para derrotar la dictadura”.

La organización política asegura que se condena al diputado Juan Requesens “por encarnar la esperanza de una juventud” que quiere dejar en el pasado “el fracaso del Socialismo del Siglo XXI” y quiere crecer en irreverencia “para no claudicar en las luchas democráticas”
El testimonio en video de Requesens, presentado ayer por el Gobierno venezolano es, según el partido, “prueba fehaciente del carácter criminal del régimen”.

PJ asegura que el diputado Requesens es “un rehén que está secuestrado bajo una privación ilegítima de libertad” toda vez que señalan que le fue violada su inmunidad parlamentaria, no ha sido visto por familiares o abogados y “fue obligado a declarar bajo condiciones inhumanas, en frente de sus captores”.

El partido denuncia, además, que el diputado no ha sido presentado ante un órgano judicial, sin fórmula de ley y sin la asistencia de abogados.
“No es primera vez que la dictadura de Nicolás Maduro Moros recurre a la presión psicológica y a tratos inhumanos para obtener testimonios” lo que recuerdan que, de acuerdo con tratados internacionales y la propia constitución venezolana “son delitos y carecen de validez jurídica y procesal”.

Primero Justicia, que desde su inicio ha hecho oposición a la llamada Revolución Bolivariana, confía en que los venezolanos conocen “perfectamente el talante dictatorial y mentiroso de Nicolás Maduro” que catalogan como “una estructura de mal y de mentira”.

Reclaman también que “la dictadura pretende condenar” a Julio Borges por haber “despertado la conciencia del mundo sobre la necesidad de incrementar la solidaridad democrática para con Venezuela y por aislar diplomáticamente al régimen de Maduro”.

Por esa razón rechazan “las mentiras y difamaciones” con las cuales se pretende vincularlos “a hechos violentos, dudosos y ante los cuales los venezolanos tienen absoluta incredulidad”.

 

EFE

Loading...