Muerto homicida de funcionario cuando intentaba darse a la fuga

Un sujeto señalado de cometer un hecho atípico e inusual que se escenificó dentro de las instalaciones del comando de Arturo Michelena, en la Intercomunal Turmero del municipio Santiago Mariño, donde junto a otros compañeros de celda, estranguló a principios de febrero de este año a un funcionario policial, resultó abatido en la noche del miércoles en el momento que trataba de fugarse de los calabozos que estaba purgando condena por homicidio.

También te puede interesar: Hallaron cadáver de oficial de PNB en canal de aguas negras

funcionario
Imagen referencial

El individuo que respondía al nombre de Michael David Chaven Santana y domiciliado en el sector 6 de Caña de Azúcar, se encontraba privado de libertad a las órdenes del Juzgado 10mo de Control por homicidio y asimismo presentaba registros por el delito de droga.

Su pena era cumplida en los calabozos de la Policía de El Mácaro, y en la noche del miércoles trató de evadirse de ese recinto. Al descubrirse su acción irregular, los custodios le dieron la voz de alto y éste emprendió la huida, resultando herido en medio de un enfrentamiento.

Falleció en el traslado a un centro asistencial. De acuerdo a las pesquisas preliminares, Chaven figuraba como uno de los responsables de la muerte del funcionario de la PA, identificado como Cleiber Ramón Carrillo Malavé, de 32 años de edad, y residenciado en la urbanización Socialista Arsenal, en la zona Oeste de la ciudad de Maracay.

Como se informó en su debida oportunidad, el oficial acudió a los calabozos con la intención de pasar revista y en un abrir y cerrar de ojos, lo sometieron los reos. Luego lo estrangularon y una vez consumado el acto, los delincuentes escaparon. El oficial tenía 12 años dentro de la institución, alcanzando el rango de oficial de la PA, y pertenecía a la Brigada Motorizada del Centro de Coordinación Mariño II.

Anteriormente estuvo prestando servicios en La Victoria y en otros comandos. Sus compañeros de armas lo calificaron como una persona muy tranquila y servicial con la comunidad.

También era muy confianzudo y no tenía malicia con nadie. Como Carrillo Malavé no llegó a su puesto de mando, sus compañeros se dirigieron al sitio encontrándose con semejante escenario.

Seguidamente se percataron que los cuatro sujetos ahí detenidos no estaban presentes y en la inspección ocular, el personal se dio cuenta de que huyeron por la parte posterior, llevándose la pistola del funcionario.

Horas después uno de los sospechosos cayó muerto en un enfrentamiento en Santa Rita y el resto murió a manos de la delincuencia.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
foto | RAFAEL SALGUERO

Loading...