David Peralta fue el protagonista de una jornada histórica

Loading...

Los Cascabeles de Arizona remontaron un gran juego el lunes contra los Filis de Filadelfia, gracias a una actuación protagónica de David Peralta, quien escribió su nombre en los libros de récords de las Grandes Ligas.

El patrullero fue la chispa ofensiva que encendió la toletería de los desérticos, tras finalizar la noche de 7-4 con dos jonrones, un doble y par de carreras remolcadas. Sin embargo, sus grandes batazos llegaron en los momentos más apremiantes, donde salió a relucir el madero del criollo, tomando en cuenta que sonó su primer cuadrangular del encuentro en la novena entrada para recortar la diferencia a una carrera.

Posteriormente, con la pizarra igualada en el inning 14, el venezolano despachó su 19° vuelacercas de la campaña, dándole la victoria a los Cascabeles, añadiendo además su tercer extrabase del cotejo, tras el doble que disparó en el 12° episodio.

Gracias a ello, el nativo de Valencia se convirtió en el primer pelotero de toda la gran carpa desde 2008 en acumular tres extrabases a partir de la novena entrada, registrando además su primer jonrón para dejar tendido en el terreno a su rival.

“Ese fue mi primer cuadrangular de oro. Siempre me pregunté cómo se sentiría dar un jonrón para dejar en el terreno a otro equipo y es algo que no se puede describir”, expresó Peralta a MLB.com al finalizar su glorioso partido. “Yo solamente estaba tratando de poner la bola en juego, hacer algo, y él pitcher me lanzó un slider al que le pude hacer un muy buen swing. Se fue por la parte más lejana del campo, fue una gran sensación”, atizó el guardabosques criollo.

Por si fuese poco, con sus dos bambinazos, el pelotero de 30 años implantó un nuevo tope personal en el departamento de vuelacercas, dejando atrás los 17 que conectó en 2015, cuando además sumó 78 fletadas, su cifra más elevada, a la que aún está a 22 impulsadas de distancia.

Parte del éxito que ha tenido el venezolano esta temporada se ha debido a su mentalidad, la cual se basa en la confianza y la perseverancia.

“Nunca puedes darte por vencido después de dos o tres turnos al bate. Nunca sabes lo que va a pasar. Nunca sabes cuál turno será el que haga algo por el equipo”, añadió Peralta. “Pueden ver lo que hice en mis últimos cuatro turnos. Tuve un jonrón, un hit, un doble y otro jonrón. No fui solo fui, fuimos todo el equipo. Nunca nos rendimos y la forma en que remontamos fue bastante especial”, finalizó.

Fuente: Líder en deportes

También te puede interesar: El delantero Josef Martínez está feliz de marcar en un gran club

Loading...