Los países de Asia denuncian la “amenaza real” de la guerra comercial mundial

Loading...

Los países asiáticos miembros del foro de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) han expresado su preocupación por el impacto potencialmente devastador de una guerra comercial entre Estados Unidos y China y pidieron que se alcance un acuerdo de libre comercio respaldado por Pekín que excluya a Estados Unidos.

También te puede interesar: Opositores zimbabuenses comparecen ante justicia por violencia tras elecciones

países
Imagen referencial

El miedo a que una disputa comercial entre las dos primeras economías del mundo pueda derivar en una auténtica guerra comercial, que tendría consecuencias devastadoras para los vecinos de China, dominó los debates de la reunión ministerial del foro de la ASEAN celebrada en Singapur este sábado.

La imposición mutua de aranceles avivó las tensiones en los últimos meses. El viernes, Pekín amenazó con imponer tasas equivalentes a 60.000 millones de dólares a los bienes estadounidenses importados, desde la ternera hasta los preservativos.

Las medidas, de las que la Casa Blanca se burló, tachándolas de “débiles”, están “plenamente justificadas” según China y llegaron después de que Washington advirtiera que podría aumentar los aranceles a los bienes chinos por hasta 200.000 millones de dólares.

La perspectiva de una guerra comercial es una “amenaza real” para los países asiáticos, advirtió ante los periodistas el ministro de Relaciones Exteriores malasio, Saifuddin Abdullah, al margen de la cumbre.

“La amenaza está haciendo que muchos países se preocupen y… está volviéndose más compleja”, apuntó.

Otros diplomáticos asiáticos de alto rango presentes en el foro este sábado criticaron el proteccionismo y avisaron que éste ponía en peligro el desarrollo de la región.

“El creciente [movimiento] antiglobalización y por el proteccionismo comercial en países importantes atiza las tensiones y amenaza nuestras aspiraciones de alcanzar un crecimiento económico sostenido”, dijo la ministra de Relaciones Exteriores surcoreana, Kan Kyung-wha.

Los países de la región deben “explorar formas creativas de profundizar y ampliar nuestra cooperación” para hacer frente a tales retos, señaló.

Algunos ministros instaron a acelerar las negociaciones para la Asociación Económica Integral Regional (RCEP), un proyecto de acuerdo de libre comercio entre los diez países miembros de la ASEAN y sus socios comerciales regionales (China, Japón, Australia, India, Japón, Corea del Sur y Nueva Zelanda.

– ‘Proteccionismo en aumento’ –

Pero este no incluiría a Estados Unidos, que lideró otro acuerdo comercial regional -el tratado de libre comercio transpacífico (TTP)- hasta que el presidente estadounidense Donald Trump lo abandonó repentinamente el año pasado.

Aún así, los otros once países implicados en el TPP, que representan el 13,5% de la economía mundial, firmaron una versión reducida de ese pacto en marzo.

Este reduce aranceles y exige a los países miembros que cumplan con una normativa determinada en áreas como la legislación laboral o protección ambiental.

El RCEP también busca reducir aranceles, pero tiene menos normas reguladoras que el TPP.

La salida de Washington del TPP supuso un estímulo para las negociaciones del RCEP.

“Dada la situación actual, en la que el proteccionismo está en aumento, a Japón le gustaría alcanzar una conclusión rápida en nuestras negociaciones del RCEP”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores japonés, Taro Kono.

Por su parte, el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, anfitrión de la reunión, afirmó que esperaba que el RCEP pudiera cerrarse a finales de 2018.

Estados Unidos impuso aranceles del 25% equivalentes a 34.000 millones de dólares a la importación de bienes chinos a principios de julio, provocando una serie de medidas reguladoras en China.

Días después, Washington anunció una lista de bienes chinos por valor de otros 200.000 millones de dólares, de los sectores de la electrónica, marroquinería y mariscos, cuya importación podría verse tasada con aranceles del 10%.

Y esta semana Trump amenazó con subir el arancel hasta 25%.

“El presidente Trump heredó un régimen comercial injusto, en el que los trabajadores estadounidenses y las empresas estadounidenses no estaban siendo tratados con reciprocidad por parte de China”, declaró el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, el sábado. “Los esfuerzos de la administración Trump son para arreglar eso, corregirlo, adaptarlo”.

Fuente: AFP

Loading...