Tres muertos en las protestas en Zimbabue tras las elecciones

Las protestas en Zimbabue contra un supuesto fraude en la elección presidencial dejaron el miércoles tres muertos cuando los militares abrieron fuego para reprimir las manifestaciones, alejando así las esperanzas de que esta votación marque el inicio de una nueva era para el país.

Partidarios de la oposición reaccionaron ante la arremetida de la policía en Harare

Los soldados dispararon durante la protesta del partido opositor MDC (Movimiento para el Cambio Democrático) en el centro de Harare, según dijeron testigos, y uno de los manifestantes murió al recibir un disparo en el estómago, según pudo presenciar un fotógrafo de la AFP.

“La policía confirma la desafortunada muerte de tres personas durante las protestas y disturbios en el distrito de negocios del centro de Harare”, dijeron las fuerzas de seguridad en una declaración a la televisión pública.

Por la noche, el ministro del Interior, Obert Mpofu, avisó que su Gobierno no toleraría las protestas de la oposición en las calles.

Leer También: Al menos 12 heridos críticos por accidente aéreo en México

“La oposición quizá interpretó nuestra comprensión como debilidad y creo que pone a prueba nuestra determinación y que está cometiendo un gran error”, añadió.

Los enfrentamientos en Harare con las fuerzas de seguridad empezaron después de que los partidarios de la oposición acusaran a la Comisión electoral de fraude tras el anuncio de la victoria del partido que gobierna Zimbabue desde 1980, Zanu-PF, con mayoría absoluta en la Asamblea Nacional.

Estados Unidos, que dijo estar “profundamente preocupado” por la situación, hizo un llamado al Ejército a “demostrar moderación cuando dispersa a los manifestantes”.

En Londres, la ministra encargada de África en la cartera de Relaciones Exteriores, Harriett Baldwin, dijo en Twitter que estaba “profundamente preocupada” por la violencia en Zimbabue e hizo un llamado a los líderes políticos “para que asuman la responsabilidad de garantizar la calma y la moderación en este momento crítico”, apuntó.

El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional pidió a las autoridades de Zimbabue que inicien una investigación “pronta y efectiva” sobre la represión militar.

“La conducta del Ejército debe investigarse sin demora, y los responsables deben comparecer ante la justicia”, dijo Colm O Cuanachain, secretario general interino de la organización con sede en Londres.

Soldados disparan a los manifestantes

Antes de abrir fuego contra los manifestantes, la policía utilizó gases lacrimógenos y cañones de agua para intentar dispersar a la muchedumbre concentrada frente a las oficinas temporales de la Comisión Electoral. Los manifestantes respondieron con piedras y levantando barricadas.

El presidente Emmerson Mnangagwa, quien en noviembre sucedió a Robert Mugabe, derrocado por un golpe tras casi 40 años en el poder, acusó al partido opositor MDC de los incidentes.

“DESIGUALDAD DE POSIBILIDADES”
Los observadores de la Unión Europea (UE) denunciaron este miércoles en un comunicado “la desigualdad de posibilidades” entre los candidatos a las elecciones generales en Zimbabue e “intimidaciones a los electores”.

La misión de la Comunidad de Desarrollo del África Austral (SADC) saludó “el ambiente pacífico” que prevaleció durante la campaña y el día de votación.

En caso de que los resultados no sean aceptados, la SADC “exhortó” a los candidatos “a abstenerse de toda forma de violencia”.

Uno de los manifestantes muerto en los disturbios

El miércoles la Comisión Electoral (ZEC) publicó los primeros resultados parciales de las legislativas. En 153 circunscripciones de un total de 210, el Zanu-PF logró 110 escaños, mientras que la fuerza opositora el MDC consiguió 41 diputados.

Según estos resultados, el oficialista ZANU-PF habría obtenido mayoría absoluta en la Asamblea General.

Sin embargo, el jefe de la oposición, Nelson Chamisa, denunció en Twitter que la Comisión Electoral, criticada por su parcialidad durante la era Mugabe, “quiere publicar los resultados para ganar tiempo e impedir la victoria del pueblo en las elecciones presidenciales”.

“La estrategia tiene como objetivo preparar mentalmente a Zimbabue para que acepte los falsos resultados de las presidenciales”, reiteró Chamisa, cuyo partido, el MDC, reivindicó el martes la victoria.

Fuente: afp.com

Loading...