Los precios de las verduras aumentan diariamente

Los venezolanos no tienen el panorama fácil en cuanto a la alimentación; los costos de la carne y el pollo dificultan su acceso, siendo las verduras los rubros más buscados por las familias aragüeñas. No obstante, buscados no es sinónimo de económicos, pues los precios de este tipo de alimentos también se han disparado de manera alarmante.

José Sánchez tiene un puesto informal en la avenida principal del sector Santa Rita, ubicado en el municipio Francisco Linares Alcántara. En él ofrece variedad de legumbres y hortalizas, además de tubérculos y frutas. A pesar de la hiperinflación que afecta a todo el país, el comerciante trata de mantenerse, aunque la baja de ventas no lo limita día a día.

Las verduras no son tan económicas

“Los precios no están nada accesibles ahorita, pues cada día suben hasta el doble. Las lechugas, por ejemplo, eran muy económicas y cualquiera podía comprarlas, ahora la cesta que trae 5 kilogramos me cuesta 10 millones de bolívares, imagínate en cuánto tengo que venderlas para sacarles la ganancia”, indicó el comerciante.

De la misma manera, Sánchez expresó su preocupación por las subidas exorbitantes que experimentan las hortalizas, pues a su vez él debe incrementar los costos en su negocio para poder pagarles a los cuatro vendedores que están laborando en el lugar. Asimismo, explicó que la mercancía la compra en el Mercado Mayorista de Turmero, debido a que los precios no son tan elevados en comparación con los de otros distribuidores.

Mucha mercancía y pocos compradores

Entre los alimentos más buscados destacan la zanahoria, cuyo precio se ubicó en 2 millones 500 mil bolívares, la papa oscila entre el millón y los dos millones de bolívares, la remolacha en 2 millones, el precio del ñame y el apio ronda el millón 500 mil bolívares, el ocumo en 2 millones y la auyama en 350 mil bolívares, siendo la hortaliza más económica que los comerciantes ofrecen.

SACANDO GANANCIA

Soraima Sosa comercializa diversos alimentos en dicho mercado. Respecto a las verduras, comentó que a veces recurre a las ofertas para que los clientes se sientan atraídos y puedan llevar más cantidad al menor precio, al mismo tiempo que no ha percibido una baja en las compras en su negocio, esto a pesar del incremento de los costos que se hace aproximadamente cada semana.

Por su parte, Eduardo Linares, vendedor, indicó que las personas hacen compras semanales de este tipo de alimentos para abastecer su canasta familiar, siendo las verduras más llevadas las necesarias para realizar ensaladas. “La gente se está llevando lo que encuentre más económico, además de lo necesario para preparar los acostumbrados sancochos de los fines de semana, que no pueden faltar por supuesto”, acotó.

En el caso de Anaís Acosta, las verduras que ha comprado al mayor, para posteriormente comercializar, han traído costos muy altos en comparación con otros meses, lo que implica que sus precios también sean elevados al momento de ofrecerlas al público. “Tengo que sacarle ganancia a lo que vendo, por eso en el monto que oferto incluyo los gastos del flete y el pago que debo hacerles a los empleados, sin contar las pérdidas que tengo cuando algún alimento se me daña”, puntualizó.

OTRAS OPCIONES

Los verduleros han tenido que ingeniarse métodos para poder vender sus alimentos, y entre ellos destaca el “surtido”, compuesto por varios pedazos de hortalizas. Con esta opción, no es necesario que las familias compren un kilogramo de cada rubro, sino que pueden obtenerlos todos por un precio menor.

Los comerciantes y los compradores se encuentran en una encrucijada; sin embargo, no pierden el tiempo discutiendo por los precios de lo que consumen, al contrario, parece que ambas partes están “acostumbradas” al aumento exorbitante de los alimentos a diario.

MELANIE PAYARES (pasante) | elsiglo
fotos | DENYS SÁNCHEZ

Loading...