Carretera Panamericana con árboles caídos y lagunas de agua

Loading...

Derrumbes, lagunas de agua y árboles caídos son algunos de los problemas que aquejan a los conductores y habitantes de la Carretera Panamericana sentido San Mateo, esto a raíz de las precipitaciones que azotaron diversas zonas del eje Este los últimos días.

En este sentido, los ciudadanos comentaron que las dificultades comenzaron a presentarse el pasado jueves 19 de julio, cuando un torrencial aguacero hizo que la vía se inundara, se fuera la luz y hasta se reportaran caídas de ramas hacia la carretera.

Los árboles entorpecen el libre tránsito tanto vehicular como de ciudadanos a pie

Pero no fue hasta la semana pasada cuando la situación empeoró a consecuencia de otro diluvio que trajo consigo esta vez no sólo la caída de árboles que obstaculizaron el libre tránsito, sino también problemas en el suministro de energía eléctrica y de telefonía fija.

“Estaba lloviendo y de un momento a otro sólo sentimos el gran bajón de electricidad y seguidamente el golpe de un árbol que se salió de raíz, dejándonos sin luz y con los nervios de punta, pues los cables que cortaron las ramas estaban lanzando chispas”, dijo Mariela Camacho, vecina de la zona.

Ante el hecho, los vecinos manifestaron que trataron de alertar a las autoridades, pero se les hizo imposible, ya que tampoco contaban con cobertura ni en los teléfonos fijos, por lo que debieron esperar hasta la mañana para ir a informar lo ocurrido, pero el llamado al parecer fue en vano, pues hasta el momento nadie se habría acercado a la zona.

En toda la carretera se puede apreciar la situación con los árboles

“Fuimos a todos lados y sin encontrar ayuda, sólo vino personal de Corpoelec, nos pusieron la luz y se fueron, dejando las ramas y la mitad del árbol aún sobre algunos cables y con más de un artefacto quemado. Esto es un problema grave, porque en las noches todo está oscuro y ya un motorizado se topó con estas ramas, se cayó y lo tuvieron que llevar al hospital”, dijo Nelitza Antiveros.

Por otro lado, conductores como el señor Marcial Méndez enfatizaron que este inconveniente no sería el único, ya que las lagunas de agua están por toda la carretera, haciendo que sólo un canal sirva para el libre tránsito.

También te puede interesar: Lluvias hicieron estragos en Maracay

“Debemos ir al volante y con cinco ojos, porque si no es un charco, es un árbol caído y sino un malandro que aprovecha que estás pasando para tratar de robarte. Estamos viviendo en la desidia total”, dijo Méndez.

Entre tanto, los afectados hacen un llamado a la municipalidad y a las diferentes empresas del estado que se aboquen al rescate de esta importante vía, que en muchas ocasiones sirve de acceso a diferentes localidades del estado Aragua ante cualquier contingencia.

DANIEL MELLADO | elsiglo
fotos | ROYNER APONTE

Loading...