Electrocutado cadete cuando tumbaba cocos

Loading...

Un joven de 21 años de edad, identificado como Leonardo José García, estudiante del tercer año de la Escuela de Aviación Militar, quedó totalmente calcinado luego de que intentara bajar algunos cocos el pasado lunes en horas de la tarde.

Lo que comenzó siendo una demostración de valentía terminó siendo un final fatal para Leonardo García, quien se encontraba en compañía de un amigo de curso en el interior de la Academia Técnica Militar Bolivariana ubicada en Boca de Río, Base Aragua, en la zona oeste de la ciudad, viendo con deseo los frutos de una palmera del lugar.

El otro muchacho, avaricioso por los cocos que estaba observando, intentó hacerse de ellos, así que tomó una vara de fabricación artesanal y fue en su búsqueda, pero al encontrarse de frente con la palmera, reculó en su intención y decidió que no era buena idea seguir adelante a “tumbar” los cocos.

Al ver esa actitud, García dijo, “yo sí me atrevo, yo los bajo”, con esa decisiva actuación, tomó una escalera de aluminio y la vara ya descrita, cuyo material era también conductor de electricidad. Colocó los implementos en disposición y se subió encima de la escalera, dio unos cuantos pasos y con la vara intentó tocar los cocos para producir su caída.

Leer También: Se logró la identificación de dos “mariachis” muertos en enfrentamiento

Quizás por descuido o por falta de fuerza, perdió el equilibro del largo utensilio de fabricación casera, y en cuestión de desesperantes segundos la herramienta topó con una de las guayas de alta tensión, produciendo una fuerte descarga eléctrica que causó la muerte instantánea del joven Leonardo.

Tras el impacto, el cuerpo probablemente ya inerte del cadete cayó desde una altura de cuatro metros, quedando tendido en el pavimento del patio de la Escuela. El suceso habría ocurrido aproximadamente a las 4:00 de la tarde.

Vale acotar que la reconstrucción de los hechos descrita fue obtenida de manera extraoficial, pues los familiares y demás allegados se negaron en todo momento a dar sus declaraciones al respecto.

Trascendió que el cadete de la Aviación militar venezolana se encontraba en esa base oficial realizando un curso de adiestramiento, pues era oriundo de Acarigua, estado Portuguesa.

Queda de parte de las autoridades militares, así como también de la policía científica, realizar las respectivas investigaciones para dar con las verdaderas razones de lo ocurrido en el suceso y determinar sobre quién o quiénes recaerá la responsabilidad del efectivo militar fallecido en tan lamentables condiciones.

Sobre el cadete que lo acompañaba al momento del hecho no se logró tener conocimiento, pues como se comentó anteriormente, ningún familiar o allegado al militar fallecido, quienes se encontraban a las afueras del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses, se atrevió a dar declaraciones sobre los hechos.

ANDRESSA GARCÍA | elsiglo

Loading...