Muertos escolta y su amigo en accidente automovilístico

Loading...

En la Carretera Nacional Cagua-La Villa, aproximadamente a las 4:00 de la madrugada de ayer martes, un vehículo modelo Hilux color blanco quedó siniestrado en un “terrible” accidente de tránsito que dejó como saldo dos víctimas mortales y una tercera herida de gravedad.

También te puede interesar: Abatido adolescente tras enfrentamiento con la GNB

accidente
Las bandas de rodamiento quedaron destruidas y calcinadas en el sitio

Todos los días en horas de la madrugada, sin hora fija, el señor Gustavo Adolfo Cabrera Contreras salía desde su casa ubicada en el sector San Carlos del municipio Girardot, con destino hacia una empresa beneficiadora de aves, donde cumplía funciones de escolta de los camiones que transportan la mercancía.

Su señora esposa, de nombre Gloria Mejías, siempre se quedaba en casa rezando por que a su cónyuge no le pasara nada en la vía, y la madrugada del pasado martes no fue la excepción, con la desgraciada diferencia de que ese día el destino del escolta de 51 años sería letal.

Cabrera era quien iba manejando el vehículo propiedad de la mencionada empresa para la que trabajaba desde hace 10 años. En su compañía se encontraban dos ciudadanos más, quienes serían sus compañeros de trabajo.

A la altura de un reconocido supermercado ubicado justo antes de llegar a la entrada del pueblo de Cagua, en la Carretera Nacional Cagua-La Villa, el escolta perdió el control del vehículo a causa de un aparente desperfecto en el mismo, ocasionando la colisión y posterior impacto de la camioneta en uno de los postes de luz ubicado en la vía.

Tras el impacto, el cajón de la camioneta se elevó por los aires y al caer, el tanque de la gasolina hizo explosión. En fracción de segundos, el vehículo ardía en incesantes llamas, provocando la muerte casi instantánea del chofer del vehículo y de uno de sus acompañantes, así como también graves quemaduras en la humanidad del tercer tripulante del vehículo.

A pesar de desconocerse las identidades del segundo fallecido y del trabajador que se encuentra recluido en un centro de atención médica, trascendió que el único sobreviviente es conocido como “El Negro”.

En medio de notable estado de consternación, tanto la esposa como el hermano mayor del escolta comentaron que lo más probable es que uno de los neumáticos del vehículo haya estallado, pues el estado de desgaste que tenían las cuatro ruedas era bastante evidente, pero aún así él seguía trabajando “en el nombre de Dios”.

Gustavo Cabrera, de 51 años, era el mayor de dos hermanos y padre de cuatro hijos varones.

EL SITIO DEL ACONTECIMIENTO

En dirección a Villa de Cura, se podía notar en el pavimento cómo la camioneta intentó frenar todo lo que se pudo hasta que finalmente llegó al poste de la electricidad.

Desde el punto en que el caucho delantero impactó con la acera hasta el sitio preciso donde se encontraba parte del cajón de la camioneta habría aproximadamente diez metros.

En el lugar del siniestro se podía notar el estado de desgaste en el que se encontraban los cauchos de la camioneta, pues fue evidente la destrucción de las bandas de rodamiento, así como también de la carrocería del vehículo cuya placa no se pudo localizar.

Con claros signos de calcinamiento, el desagradable olor que emanaba de los restos del vehículo podía evidenciar la gravedad de las heridas que presentaron las víctimas en el suceso.

Sobre el estado de los restos mortales de los dos ciudadanos, de manera extraoficial trascendió que debido a la cantidad y tipo de quemaduras, habrían quedado irreconocibles.

ANDRESSA GARCÍA | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...