Jerarquía católica chilena busca en cita clave salida a crisis por abusos

Los 34 obispos que encabezan la jerarquía eclesial chilena iniciaron ayer una reunión extraordinaria de cinco días, en la que buscarán una solución a la grave crisis que vive la Iglesia del país, tras las denuncias de casos de abusos sexuales cometidos por miembros del clero.

Los obispos empezaron ayer su reunión extraordinaria clave

En una pequeña localidad costera cercana a Santiago, el obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, uno de los pocos que habló a la prensa, señaló sentir “un dolor en el alma”, agregó que “en la cita se analizará la situación de la Iglesia” y ver de qué manera los obispos pueden dar mayores pasos para fortalecerla.

“Las jornadas -que se prolongarán hasta el viernes próximo- permitirán que reflexionemos sobre nuestra realidad, asumiendo lo que tenemos que asumir y pidiendo sobre todo al Señor la gracia para superar estos momentos”, añadió Pellegrin.

Más tarde, en una breve rueda de prensa antes de arrancar con la cita, el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santiago, Fernando Ramos, señaló que “con la Fiscalía queremos hacer un convenio para transmitir la información adecuada”.

“Creo que lo más importante como sociedad es que tenemos que proteger a los menores de edad y perseguir a aquellos que efectivamente cometan delitos contra ellos”, aseveró.

Ramos aseguró que la Iglesia “está abierta a lo que decida el Estado de Chile” y que van a buscar los medios para que “se respete la legislación eclesial, la confidencialidad de las personas que quieren denunciar y también el derecho de los menores de edad para tener una vida sana, segura, sin personas que abusen de ellos”.

Leer También: Sale de prisión la joven palestina que golpeó a dos soldados…

“Queremos ver las raíces de cómo podemos responder, de cómo podemos favorecer el diálogo a la contribución que hace la Fiscalía de acuerdo a nuestra normativas y a las posibilidades objetivas para entregar este tipo de información y respetando siempre la confidencialidad de aquellas personas que así quieren que sea”, sostuvo el obispo.

Durante los últimos días la Fiscalía reveló que investiga a 158 personas relacionadas con el clero en el marco de 144 casos de supuestos abusos sexuales contra 266 víctimas desde el año 2000.

Sin embargo, las acusaciones siguen conociéndose día a día, tal como ocurrió la noche del domingo en Canal 13 de Televisión, donde una joven, Constanza Acuña, denunció haber sido abusada durante 10 años por un sacerdote de la diócesis de Villarrica, Belisario Valdebenito.

Además, Acuña acusó que desde el interior de la Iglesia católica trataron de amedrentarla para que no expusiera públicamente su caso.

Por si esto fuera poco, hasta el propio arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, fue citado el próximo 21 de agosto a declarar como imputado por el fiscal de Rancagua, Emiliano Arias, por el presunto encubrimiento de abusos sexuales.

El caso que complica a Ezzati es uno entre las 37 causas abiertas por la Fiscalía chilena por presuntos abusos cometidos por personas relacionadas a la Iglesia, que vinculan a un total de 68 personas ligadas a la institución eclesiástica y a 104 víctimas, en su mayoría menores de edad”, según el Ministerio Público.

El fiscal Arias, que investiga los presuntos abusos sexuales, principalmente, aquellos vinculados a la llamada “Cofradía de Rancagua”, en la que se encuentran al menos 14 sacerdotes suspendidos acusados de presuntos abusos sexuales, dijo al diario “El País” que tras los allanamientos a las diócesis de la región de O’Higgins, se pudo establecer “que los religiosos destruyeron evidencia sobre abusos sexuales”.

Los obispos católicos chilenos llegaron en silencio a la localidad de Punta de Tralca, en el litoral central de Chile, un lugar donde los sacerdotes suelen reunirse al menos dos veces al año.

La reunión fue inaugurada con una misa a cargo del representante del papa en Chile, el nuncio apostólico Ivo Scappolo, también apuntado como encubridor por algunas víctimas.
Según Santiago Silva, presidente de la Conferencia Episcopal, el encuentro “será una importante contribución en el discernimiento sobre los mejores caminos de renovación en los que se debe avanzar”.

Ante la insistencia de los periodistas, monseñor Ramos aseguró que el cardenal Ezzati ya presentó la renuncia a su cargo debido a su edad y que sólo espera la respuesta del papa Francisco.

Fuente: afp.com

Loading...