Por los altos costos desayunar en la calle es todo un lujo

En un recorrido realizado por varios locales comerciales de Maracay se pudo constatar la poca venta en empanadas y las tradicionales arepas producto de los altos costos los cuales ya pisan y sobrepasan el millón de bolívares, montos que lograron encoger aún más el bolsillo del venezolano.

La clientela aún se da el lujo de comer en la calle

Pero es que al pasar por estos pequeños puestecitos se puede contar con los dedos la cantidad de personas que aún se dan el lujo de desayunar en la calle, pues para otros deleitarse con una empanadita, arepa y jugo sería imposible ante el poco salario integral percibido el cual es de 5 millones de bolívares.

Ante esto los vendedores señalaron que las ventas han bajado en 60%, y a su juicio así continuará con el pasar de los días, “estamos sobreviviendo pues lo que percibimos nos da para medio comer y comprar un poco de mercancía con tal de no cerrar el local, así lo comentó Sonia Castro, quien también dijo trabajar como costurera para ganar un dinerito extra, además de contar con la ayuda de su esposo e hijos.

Leer Tambien: Feligreses se opusieron al cambio de párroco

Mientras que Wilson Valero, quien manifestó tener 15 años con la venta de comida, expresó que la situación se complica, “cada día son menos los consumidores, pero a pesar de la poca adquisición monetaria aún vale la pena tener esta clase de negocios, pues los venezolanos siempre les gusta disfrutar de una comida variada en especial el desayuno, las ricas empanadas con sus salsas y las arepas. Hacemos todo lo necesario por complacer a los clientes vendiendo a precios accesibles para su bolsillo.

Los comerciantes manifestaron no perder la esperanza a un cambio en Venezuela.

RAIZA VILLAFRANCA | elsiglo
fotos | DENYS SÁNCHEZ

Loading...