Murió cauchero atropellado en avenida Casanova Godoy

El 14 de junio, el joven Robert Tovar, de 27 años de edad, salió de su casa ubicada en Villa de Cura con destino a la ciudad de Maracay, en donde realizaría la compra de mercancía para su negocio, sin saber que ese sería su último viaje.

También te puede interesar: Sujetos tirotearon a hombre en La Victoria

murió
Imagen referencial

En la avenida Casanova Godoy del municipio Girardot, capital de Aragua, aproximadamente a las 2:00 p.m., el joven esperaba el momento indicado para atravesar la transitada vía, cuando lamentablemente un vehículo no especificado se lo llevó por delante.

El conductor del vehículo que participó en el hecho, evidentemente se dio a la fuga, dejando a la víctima tendida en el pavimento, expuesto a que otro vehículo automotor pudiera también pasarle por encima.

Desmayado y sin conocimiento para poder pedir ayuda, Tovar permaneció tendido en la vía sin que nadie pudiera ayudarlo, hasta que según deducciones periodísticas, alguna persona que se percató de la situación, llamó rápidamente a una ambulancia para que llegara hasta el lugar a dar los primeros auxilios al joven.

Al cabo de un rato llegó la ambulancia y lo trasladó para el Hospital Central de Maracay, el ciudadano recobró el conocimiento y pudo indicar a los facultativos un número de teléfono para poder comunicarse con sus familiares.

Por su parte, la señora Aleidy Gutiérrez se encontraba tranquila en su casa, haciendo los quehaceres del hogar, cuando recibió la terrible noticia de que su hijo había tenido un accidente y trasladado de inmediato al HCM donde estaba siendo atendido.

Al recibir la fatídica noticia, la señora Gutiérrez se movilizó lo más rápido que pudo hacia el referido centro asistencial, encontrándose con su hijo en un grave estado de salud.

El diagnóstico inicial fue fractura craneal, y aunque los galenos intentaron durante aproximadamente un mes, salvarle la vida al joven trabajador, no pudieron lograrlo, por lo que falleció exactamente a la 1:25 de la tarde del pasado jueves 26 de julio de un paro respiratorio.

Roberto Antonio Tovar Gutiérrez era cauchero de profesión y propietario de un local en el que desempeñaba dicho oficio, situado en los Valles de Tucutunemo, municipio Zamora. Siendo de esa manera, la razón por la que salió con destino hacia Maracay la mañana del 14 de junio fue para comprar algunas cosas propias de su negocio.

Tovar dejó en orfandad tres niños menores de edad y su esposa viuda. De la misma manera la progenitora del joven comentó que era el mayor de cinco hermanos.

Queda de parte de las autoridades seguir tras la pista del imprudente conductor que luego de atropellar al joven Robert Tovar, se dio a la fuga sin siquiera ayudarlo o trasladarlo al hospital.

ANDRESSA GARCÍA | elsiglo

Loading...