EE.UU. reafirma su rechazo a anexión rusa de Crimea tras reunión Trump-Putin

Estados Unidos reafirmó hoy su rechazo a la anexión rusa de la península de Crimea en marzo de 2014, después de la reunión de este mes entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladímir Putin.

También te puede interesar: Gran Bretaña dice que ya considera un TLC con EEUU tras el Brexit

Trump
Imagen referencial

La declaración fue emitida hoy por el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, que en las próximas horas comparecerá ante el comité de Relaciones Exteriores del Senado para dar explicaciones sobre el contenido de esa cumbre, que tuvo lugar el pasado día 16 en Helsinki.

“Estados Unidos rechaza el intento de Rusia de anexionarse Crimea y se compromete a mantener su política hasta que la integridad territorial de Ucrania sea restaurada”, destacó Pompeo.

El jefe de la diplomacia estadounidense citó en su comunicado la Declaración Welles de 1940, firmada por el que fuera entre 1937 y 1943 subsecretario de Estado de EE.UU., Sumner Welles, y por la que Washington se negaba a la incorporación forzada de las repúblicas bálticas a la Unión Soviética.

Como hicimos con la declaración de Welles en 1940 -dijo Pompeo-, Estados Unidos reafirma como política su negativa a reconocer las demandas de soberanía del Kremlin sobre territorios confiscados por la fuerza en contradicción con el derecho internacional”.

Durante su reunión en Helsinki, Trump y Putin hablaron sobre Crimea, aunque se desconocen los detalles de las conversaciones.

En una rueda de prensa tras la cumbre, Putin apuntó que “la posición del presidente Trump sobre Crimea es conocida y la mantiene. Él habla de la ilegalidad de la reintegración de Crimea a Rusia”.

“Nosotros tenemos otro punto de vista. Consideramos que se hizo un referéndum, de acuerdo a las leyes internacionales. Para nosotros es una cuestión cerrada”, indicó el presidente ruso.

A pesar de la declaración de Putin, algunos observadores internacionales temen que Trump vaya a cambiar la posición oficial de EE.UU. respecto a Crimea, dado que durante la cumbre del G7 el mes pasado dijo, según medios de comunicación, que la península debería seguir en manos de Moscú porque allí todos hablan ruso.

Putin firmó el 18 de marzo de 2014 la anexión de la península, una decisión condenada unánimemente por Occidente y que llevó a la adopción de sanciones económicas contra Rusia.

Esa medida fue tomada personalmente por Putin después de meses de revueltas en ese país, que llevaron al cambio de poder en Kiev.

Fuente: EFE

Loading...