MSF suspende actividades en el noreste de Sudán del Sur tras ataque y saqueo

Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció hoy la suspensión de sus actividades en la provincia de Maban, en el estado de Alto Nilo, en el noreste de Sudán del Sur, después de que la sede de la ONG fuera atacada y saqueada por un grupo de jóvenes que pedía oportunidades de trabajo.

También te puede interesar: Chile rebaja su estimación de precio del cobre por guerra comercial

MFS
Imagen referencial

MSF explicó en un comunicado que “un grupo de hombres armados desconocidos atacó ayer la oficina de la organización en el municipio de Bunsh, en el Alto Nilo”, aunque aseguró que los trabajadores humanitarios no sufrieron daños.

Los asaltantes “robaron propiedades de los cooperantes, quemaron una tienda de campaña llena de equipos de trabajo y destruyeron la mayoría de los vehículos y aparatos de comunicación” existentes en la sede de la ONG.

En la nota, MSF destacó que la suspensión de sus actividades afectará a unos ochenta mil ciudadanos residentes en la zona, además de los refugiados sudaneses que se encuentran en el cercano campamento de Doro.

Sin embargo, aseguró que un pequeño equipo médico permanece en la región para “seguir presentando la ayuda necesaria a las personas que presentan condiciones de salud críticas”.

Otras organizaciones humanitarias sufrieron ayer ataques y saqueos por parte de manifestantes que protestaban por la falta de oportunidades de trabajo y una oficina de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) también fue asaltada.

El coordinador humanitario de la ONU para Sudán del Sur, Adnan Jan, condenó ayer en un comunicado los ataques contra los trabajadores y las instalaciones humanitarias en Bunsh, y explicó que todo comenzó con una protesta pacífica, que se volvió violenta y llevó a “ataques, saqueos e incendios de premisas humanitarias y destrucción de vehículos”.

Por su parte, el gobernador del estado de Alto Nilo, Deng Akuei Kak, dijo hoy a Efe que el Gobierno decidió detener a todos los jóvenes que participaron en los altercados, los cuales están siendo investigados por un comité presidido por él mismo.

Sudán del Sur está sumido en un conflicto armado desde finales de 2013 y unos cien trabajadores humanitarios han muerto en el país desde entonces.

Fuente: EFE

Loading...