Los mataron a tiros en la cabeza cuando salieron a comprar azúcar

Loading...

Un profesor de inglés, un estudiante universitario y un individuo, de quien se desconocen mayores detalles, murieron en un tiroteo protagonizado en horas de la tarde del miércoles en el barrio 18 de Mayo del municipio Francisco Linares Alcántara, informaron allegados a las víctimas.

También te puede interesar: Por venganza delincuentes ultimaron a hombre en Villa de Cura


Familiares y amigos acudieron a la Morgue de Caña de Azúcar

Las víctimas de ese dantesco hecho quedaron identificadas como Ángel Rafael Gutiérrez Ríos (19), quien habitaba en la calle Bolívar en Francisco de Miranda y además cursaba estudios en el Tecnológico de La Victoria; Jesús Pacheco, profesor de inglés en la Unidad Educativa Leonardo Ruiz Pineda en Santa Rita, quien residía en Guaruto, y Yosander Daniel Guerra Silvera.

De acuerdo a la versión de los familiares, Gutiérrez salió a buscar un kilo de azúcar y en el camino se encontró con el docente. Ambos se dirigieron a un sitio a comprar el referido producto, actualmente escaso en los mercados de la región.

De pronto, apareció en escena un vehículo “fantasma”, en cuyo interior se encontraban varios delincuentes disparándoles a unos individuos que perseguían en un acto relacionado con una presunta venganza.

Uno de “los fugitivos” cayó gravemente herido tras recibir disparos en la cabeza y en otras partes del cuerpo, mientras que los amigos quedaron atrapados en medio de la balacera.

Dejaron de existir a causa de disparos en la cabeza. El crimen se escenificó cerca de una panadería y en las afueras de ese local se había formado una cola, esperando el momento para comprar el referido alimento.

Los familiares que acudieron a la Morgue de Caña de Azúcar manifestaron a los periodistas que ese sujeto murió de forma inmediata y sus compinches escaparon de sus verdugos.

Una vez que cometieron su atrocidad, los homicidas emprendieron la huida dejando una estela de llanto, dolor y tristeza entre los familiares, amigos y vecinos de la cuadra.

Tanto el estudiante como el profesor eran personas de buen comportamiento en la comunidad y apegados a los principios religiosos. Murieron tras quedar atrapados en medio de la línea de fuego.

Comentaron que el educador tenía pautado ayer jueves asistir a una misa de graduación y cumplir con otras responsabilidades, mientras que Ángel Rafael, debido a la situación país, había congelado sus estudios en La Victoria.

Los vecinos de la comunidad se mostraron consternados ante los hechos registrados la tarde del miércoles, y la familia emplazó a los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas a dar con el paradero de los responsables del triple homicidio en 18 de Mayo.

Por lo tanto, en aras de dar una respuesta contundente, los investigadores de la Base de Homicidios, con sede en San Pablo en Turmero, se trasladaron a la citada zona iniciando las averiguaciones de rigor y tomando declaraciones de posibles testigos, así como también de los familiares.

Aunque no hubo información oficial a los periodistas sobre el caso, por otro lado, se conoció que los sabuesos manejarían los apodos de los sospechosos, y el caso como tal podría quedar resuelto en el transcurso de las próximas horas. Manejan elementos contundentes para llegar al paradero de los homicidas.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...