Cicpc investiga la muerte de dos individuos

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritos a la Base de Homicidios de San Pablo, en Turmero, iniciaron las averiguaciones en torno a la muerte de un ciudadano que respondía al nombre de Rafael Alejandro Piñango Salas, de 20 años de edad. CICPC

Se dijo que el hombre fue ajusticiado en La Victoria del municipio Ribas, y las razones de ese hecho se desconocen oficialmente. Todo apuntaría hacia un acto de venganza o ajuste de cuentas entre bandas.

También se maneja la tesis que el individuo habría sido asesinado por resistirse al robo de sus pertenencias. Por el momento no hay nada claro sobre ese crimen, y corresponde a los investigadores descifrar todo ese misterio.

Mientras que en Mariño, antisociales ultimaron a Jhonny Jesús Matheus Oropeza en circunstancias que se desconocen oficialmente. Los familiares no comparecieron en la mañana de este martes, según lo indicado a los periodistas.

Por otro, se informó que delincuentes ultimaron a Pedro José Montezuma Meléndez, de 29 años de edad, en el sector El Conde del municipio Revenga en un acto vinculado con un presunto ajuste de cuentas entre bandas.

Montezuma era conocido como “Pedro Sayayín”, perteneciente a una banda de antisociales incursa en los delitos de homicidios, robo y hurto de vehículos, extorsión, secuestro, cobro de vacunas, entre otros hechos.

CAYÓ EN UN ENFRENTAMIENTO
Por otro lado, se dijo que funcionarios del Cicpc de Cagua sostuvieron un enfrentamiento con un grupo de presuntos delincuentes en horas de la mañana de este martes en la parroquia Bella Vista, en Cagua del municipio Sucre.

Las comisiones se encontraban en esa comunidad realizando un trabajo de investigación en relación a la incursión de una banda de antisociales y al avistar a unos sospechosos, se procedió a dar la voz de alto.

Sin embargo, los sospechosos accionaron sus armas contra las comisiones, suscitándose luego un enfrentamiento. Durante la refriega, uno de ellos resultó muerto en el traslado a un centro asistencial del municipio.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...