Asesinaron a adolescente para robarle dos reses en La Villa

Este martes a las 11:00 de la mañana, familiares, amigos y la comunidad, con el apoyo de funcionarios de la Policía de Aragua localizaron el cuerpo de un adolescente que presentaba heridas por el paso de proyectiles y además puñaladas.

El hallazgo ocurrió en un barranco cubierto de maleza, ubicado en el sector Cataurita en los valles de Tucutunemo en Villa de Cura del municipio Ezequiel Zamora, sitio considerado por los transeúntes como una zona turística.

La víctima de ese hecho fue identificada por sus familiares como Carlos Eduardo Arteaga, de 15 años de edad, quien residía en Los Bagres de la referida parroquia.

Para el momento cursaba el 4to año de bachillerato en el liceo Tucutunemo, y según la opinión de los parientes, el jovencito era el heredero de varias extensiones de tierra en esa comunidad.

Allí se cultivaban varios rubros alimenticios y además se dedicaban a la cría de ganado. Su historia sangrienta, comenzó el miércoles 4 de julio, cuando el menor se trasladó junto con un tío y su padre, identificados como Oscar Arteaga (36) y Carlos Eduardo Arteaga, de 32 años de edad, respectivamente, a buscar un ganado que estaban pastoreando.

Serían aproximadamente a las 10:00 de la mañana, y una vez en el establo, tras contar el ganado, los presentes se percataron que faltaban dos reses, e inmediatamente regresaron a Cataurita.

Al dirigirse a ese espacio, los agricultores y ganaderos fueron sorprendidos presuntamente por un grupo de cuatreros que habían robado los animales, y al reclamar la propiedad, los dos ciudadanos y el estudiante desaparecieron misteriosamente.
Como no llegaron a su vivienda en Los Bagres, se inició una intensa búsqueda en toda esa geografía, y dos días más tarde, específicamente el viernes como a las 4:00 de la tarde, los parientes encontraron a Oscar y Carlos Eduardo presentando heridas por arma blanca (machete) y disparos.

Sus cuerpos ya mostraban signos de descomposición, e inmediatamente los trasladaron a la Morgue de Caña de Azúcar, en donde fueron sometidos a los estudios de rigor para su identificación. El acto funeral ocurrió el sábado.
Ante la desaparición del muchacho, los dolientes reforzaron el dispositivo de búsqueda y a las 11:00 de la mañana del martes, se ubicó el cadáver de Carlos Eduardo Arteaga.

Sus seres queridos acudieron este miércoles a la oficina de Senamecf, en Caña de Azúcar a realizar los trámites correspondientes para retirar el cuerpo y darle cristiana sepultura.

Ahora el asunto está bajo averiguación por parte de los funcionarios de la División de Homicidios del estado Aragua, siguiendo la orientación del comisario Cruz Vásquez, jefe del referido despacho policial y la Fiscalía 14º del Ministerio Público.

Hasta el momento no se tienen pistas de los posibles homicidas, pero todo apunta que se trataría de una banda de cuatreros que mantienen en jaque a los ganaderos de los Valles de Tucutunemo y productores agrícolas.

Aunque no hay confirmación de la información, el móvil se orientaría al robo de las dos reses y las pesquisas se enrumban en función de esa premisa. En las próximas horas los sospechosos podrían estar plenamente identificados para luego tramitar las órdenes de captura. El caso avanza por buen camino.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...