Reciclar los uniformes escolares es la mejor opción

Loading...

La temporada escolar ya casi termina, pero para los padres del eje Este del estado Aragua parece comenzar el dolor de cabeza, pues ya se vienen los gastos del nuevo año escolar. Tal es el caso de los uniformes, los cuales en la actualidad mantienen precios que a más de uno dejan con la boca abierta.

Esta situación ha hecho que muchos busquen alternativas para abaratar costos, tal es el caso del conocido reciclaje de uniformes del año anterior, ya que les es más accesible y les permite comprar otras partes del uniforme que consideren que se desgastan con mayor facilidad como los zapatos.

En este sentido, los padres manifestaron que desde ya se encuentran buscando opciones en los mercados populares para arreglar y hasta teñir prendas como los pantalones, faldas y jumper, como solución para que los muchachos vuelvan al salón de clases.

Y es que comprar el atuendo educativo completo, el cual consta de un par de zapatos de goma, un pantalón, una camisa y una franela de deporte, puede alcanzar con facilidad más de cinco sueldos mínimos, dependiendo del sitio donde lo compre y las marcas.

Las camisas se encuentran en 4 millones 900, los pantalones 14 millones 900, las chemises en 10 millones, los monos 15 millones y las franelas desde 3 millones, entre tanto los zapatos pueden ir desde los 40 hasta los 80 millones de bolívares.

Frente a este escenario, las madres y los padres están evaluando cómo bajar los costos. “Todos somos víctimas de la inflación, por ende, ya yo me armé y lo que hice fue lavar bien todo el uniforme que está en buen estado, pintarlo y plancharlo, sólo de esperar ponérselo. Eso sí, haciendo un sacrificio les compraré un par zapatos a mis hijos, porque son los que más se deterioran”, relató Norelys Torres.

Por su parte, Dedimar Aguilera manifestó, “en mi caso, en mi familia todos somos muy unidos, y hay primos que tienen la misma edad o hasta un poco más y son la misma talla, por lo que tratamos de cuidar el lavado, para poder reusar las camisas y pantalones, porque la masa no está para bollos.

Antes podíamos comprar de todo en cantidades, ahora sólo lo netamente necesario, lo demás es para la comida”.

Sin embargo, todos los encuestados concluyeron en que no importaba el sacrificio, todos tratarían de brindarles en sus posibilidades lo mejor a sus pequeños para que el venidero año escolar fuera con todos los hierros.

HABLAN LOS COMERCIANTES

En un recorrido realizado por las tiendas dedicadas a la venta de estos implementos, se conoció que los comerciantes están asombrados con el declive de las ventas.

“Las ventas no han caído completamente, pero sí hay una merma considerable en comparación con años anteriores, cuando los padres se llevaban hasta cuatro camisas y dos pantalones. En cambio, actualmente más es lo que preguntan que lo que compran”, dijo Jesús Peña, encargado de un local.

Asimismo, acotaron que hasta ellos se sorprenden del alza en los precios, pues una semana están a un precio y a la semana le suben hasta un 50%, obligándolos poco a poco a ir reduciendo el pedido.

DANIEL MELLADO | elsiglo
fotos | ROYNER APONTE

Loading...