Las ensaladas ni con aderezo

Loading...

Para los habitantes del eje Este del estado Aragua al parecer quedó en el pasado el acompañar las comidas del día con las jugosas y deliciosas ensaladas, esto debido al alto costo que mantienen sus ingredientes, ocasionando un gran dolor de cabeza a las amas de casa.

En este sentido, los usuarios comentaron que el comer ensalada se ha vuelto para muchos un lujo que no todos pueden costear, pues para realizar una sencilla deben contar en sus cuentas bancarias o bolsillos por lo menos con 1 millón de bolívares, eso, si es una de las sencillas parecidas a las “resuelve” de los almuerzos de las mamás apuradas.

“Las amas de casa estamos entre la espada y la pared, porque anteriormente la ensalada era el plato que nos resolvía por lo menos el almuerzo o la cena, pero ahora los precios no nos permiten ni siquiera comprar lo esencial. Todo sube escalofriantemente y la consecuencia es que cada vez estamos menos alimentados, pues para nadie es un secreto el aporte de vitaminas que dan estas legumbres”, dijo Ángela Delgado.

La señora Alicia de Reyna agregó, “la situación va de mal en peor, ya hasta las tradiciones culinarias han pasado a un segundo plano, es imposible que en mi familia ya vamos para seis meses que no sabemos lo que es una buena ensalada.

Anteriormente había ingredientes caros y uno los sustituía por otros, pero ahora todos están a la par obligándonos a hacer malabares para alimentar a nuestras familias”.

Igualmente, Verónica de Freites comentó, “ya no sé cómo ingeniármelas para acompañar las comidas, porque carne no hay, pollo menos y las ensaladas dicen apártate que ahí voy yo. Esta situación me mantiene constantemente nerviosa, porque de seguir así no sé qué iremos a comer”.

HABLAN LOS COMERCIANTES

Por su parte, en un recorrido realizado por los mercados populares de la zona se pudo recabar la información de que para los dueños y propietarios el escenario de nerviosismo no cambia, pues las ventas con respecto a estos ingredientes van en picada.

“Los ingresos han disminuido considerablemente, las personas ya no vienen como en años anteriores y se llevaban su lechuga, tomates y cebollas para hacer sus ensaladas, ahora vienen, compran lo netamente necesario y se marchan, pues los precios de estos productos se han elevado hasta tal punto que la base familiar no les da para adquirirlos”, dijo Máximo Flores, encargado de uno de estos locales.

Asimismo, indicaron que los precios dados por los distribuidores mantienen alzas casi semanalmente, obligándolos a realizar los ajustes en los precios que presentan a los clientes.

“El factor del bajo consumo nos está destruyendo, porque el realizar aumentos corre a la clientela y en ocasiones parte de la mercancía se pierde, sin contar que las ganancias que tenemos no son suficientes para llegarles a los precios que nos presentan los proveedores, consiguiendo que bajemos las cantidades de pedido”, dijo Jesús Then.

DANIEL MELLADO | elsiglo
fotos | ROYNER APONTE

Loading...