Precios solidarios atraen más clientes a los mercados municipales

Comerciantes del mercado municipal de Campo Alegre, municipio Girardot, consideran que la polémica supervisión de precios ha tenido su lado positivo, ya que últimamente ha aumentado el flujo de compradores hacia estos centros de abastecimiento.

Precios solidarios atraen más clientes a los mercados municipales |foto JOEL ZAPATA | elsiglo

Al respecto, el comerciante Enrique Guzmán manifestó su apoyo, pues está dando resultado; “tenemos más ventas, de manera especial los fines de semana, porque aquí el cliente siempre encontrará precios más económicos en comparación con otros mercados nos está generando más ventas, y considero que todos los vendedores estamos de acuerdo con que se haga un ordenamiento dentro del mercado, es justo y necesario”.

Por su parte, la consumidora María Delgado relató: “tengo varios años comprando en este mercado y los precios son más baratos que la competencia, aquí uno encuentra calidad en los productos cárnicos, para mi el precio de la carne de res es más barato, incluso hasta el precio de las verduras es más rentable, creo que todos los comerciantes están de acuerdo con la decisión gubernamental”.

Sin embargo, para Julio Rojas es todo lo contrario; “en todos los mercados municipales los precios aumentan cada 24 horas y el mercado de Campo Alegre no escapa de esta situación. El gobierno central tiene que controlar a los mayoristas porque ellos forman la cadena principal para que los productos lleguen a los mercados a precios sumamente caros. Entonces si los venezolanos no tenemos dinero, el sueldo mínimo no alcanza, es lógico que no vamos a poder comprar los alimentos o cualquier otro tipo de producto que exija nuestras necesidades”.

Luego agregó Rojas: “hago un llamado al alcalde Pedro Bastidas y a las autoridades del gobierno regional para que realicen constantes inspecciones. Los precios aumentan porque no hay control, el pueblo necesita precios justos pero también se tienen que mejorar los sueldos y salarios”.

Finalmente, Pablo Sánchez dijo que “aquí en Aragua no hemos tenido suerte con el control de precios, no es posible que en el mercado de Campo Alegre se venda la sardina a Bs. 500 el kilo, cuando en otros lugares la venden a Bs.350 mil”.
Los comerciantes dicen que ellos entienden la situación pero a la vez afirman que no van a trabajar para perder su dinero invertido, sería justo que ellos también colaboren con las autoridades. Pero también deben tener cuidado con la gran cantidad de comerciantes informales que existen a los alrededores de los mercados municipales”.

LUIS CHUNGA | elsiglo

elsiglo

Loading...