¡Adiós a la monotonía! 8 ideas para combatir la rutina de pareja

Loading...
¿Sientes que tu relación está cayendo lentamente en la rutina? Si quieres revitalizar tus sentimientos y salvar lo que tienes con tu pareja, pon en marcha estos consejos. ¡Te serán muy útiles!

Dicen que después del furor de los primeros meses de relación en los que todo parece perfecto y no ves un solo defecto en tu pareja, las cosas comienzan a cambiar cuando la monotonía hace acto de presencia. Siempre los mismos planes, las mismas conversaciones, los mismos horarios, los mismos hábitos sexuales… ¡Es el momento de un cambio!

Hay que poner un poquito de las dos partes. Tú, la originalidad y la dulzura y tu chico, el lado más salvaje y aventurero… O al revés. Lo importante es que los dos intentéis salir de esa rutina que está acabando con aquello tan bonito que os hizo enamoraros al uno del otro. Antes de terminar siendo una pareja aburrida que se mueve por simple inercia, aprende a mirar la relación con una nueva perspectiva. ¡Toma nota de estos trucos!

1. Queda prohibido planificar

Muchas parejas se quedan atrapadas en la rutina por el empeño de planificar todos los movimientos de su día a día. Si cada verano te vas con toda la familia a la casa de campo de tus suegros o eliges la misma playa para irte de vacaciones, el aburrimiento llegará tarde o temprano. O si lo que empezó siendo una idea original de domingo de picnic o tarde de cine se convierte en un hábito, la rutina os habrá atrapado irremediablemente.

Al final todas las semanas, termináis haciendo lo mismo por esa costumbre que tenéis de que todo esté bajo control. Por una parte, seguro que piensas que esta es tu mejor opción porque así no corres el riesgo de que algún acontecimiento te coja desprevenida, pero si quieres que tu relación dure, es necesario que cambies el chip: da pie a la improvisación. Improvisar no quiere decir gastar mucho dinero como te demuestran estas ideas para citas anti crisis. ¡No tienes excusas!

2. Improvisa una escapada romántica

Un viaje puede ser la clave para escapar (literalmente) de la rutina de pareja. No hace falta que sea el viaje de vuestros sueños, ni que tengáis que recorrer miles de kilómetros para encontrar un lugar en el que libraros de la monotonía. Quizás un viaje romántico a una casa rural en la montaña o unos días en un balneario puedan ser opciones asequibles y que, además, es fácil llevarlas a cabo en un fin de semana si ya se os han acabado las vacaciones.

Nuestro consejo es que organices una escapada para desconectar de la rutina «metro-oficina-casa». Dos días sin los ajetreos diarios y las tareas del hogar devolverán la alegría a tu pareja. Tendrás la ocasión de pasar más tiempo con tu chico y tendréis todo el tiempo de mundo para vosotros dos, sin nada que se interponga. Podríais tomaros este break en la rutina como una segunda luna de miel. Incluso, si tienes tiempo y algunos ahorros, puede ser el momento de planear ese viaje que os hubiese encantado hacer en su momento y que, por falta de tiempo o dinero, nunca llevasteis a cabo. Seguro que viajar devuelve la chispa a tu relación. ¡Anímate!

3. Practica nuevas actividades

Seguro que alguna vez habéis hablado de hacer juntos algo que los dos deseáis desde hace tiempo pero que nunca parece tener su momento. Puede ser un salto en paracaídas, rafting, ese viaje exótico que siempre soñaste o probar la comida tailandesa por primera vez. Está claro que habrá mil cosas que ninguno de los dos hayáis hecho nunca y que pueden resultar una buena oportunidad para “lanzaros juntos a la aventura”.

Los planes en común unen y la capacidad de compartir es básica en una pareja. Otra de las opciones puede ser que comencéis a practicar algún deporte juntos como yoga o tenis, por ejemplo. Incluso podéis llamar a otra pareja de amigos y jugar un emocionante partido de dobles chicos contra chicas. Cualquier actividad que suponga descubrir juntos puede romper con la monotonía contra la que luchas. No te olvides de llevar esta consigna también al sexo… ¿Por qué no probáis con posturas que ninguno de los dos haya practicado antes? ¡Puede resultar muy excitante y divertido!

4. Sexo creativo

Enlazando con el consejo anterior, es imprescindible que rompas la monotonía también en la cama. No todo va a ser recurrir al kamasutra e indagar en sus 100 posturas, hay otras alternativas que pueden añadir algo de picante a tu vida sexual.

Una de las mejores alternativas es que renueves tu fondo de armario en lo que a lencería se refiere. Compra algún conjunto sexy con el que te sientas atractiva y cómoda. El negro y el rojo suelen ser los colores fetiches para las más sensuales. Puedes probar con algún salto de cama que resalte lo mejor de tu anatomía y consiga que tu chico caiga rendido a tus pies. Pídele que te haga un streeptease o probad con lubricantes especiales, alargadores del orgasmo y todo tipo de juguetes sexuales que alimenten vuestra imaginación. Intenta variar también el lugar en el que hacéis el amor: la cama está muy bien pero el sofá, la ducha, la cocina o cualquier otro rincón de la casa puede ser buenas opciones. ¡No cerréis las puertas a nada y ríndete al placer!

5. No te olvides de ti misma

A veces te olvidas de que por encima de todo, eres una mujer. Una mujer con una pareja. Quizás también una madre y una profesional pero no por ello tienes que dejar de mimarte. A menudo las mujeres cometemos el gran error de ocuparnos demasiado del resto y olvidarnos de los cuidados básicos que necesitamos nosotras.

Por ello, este consejo es para que dediques tiempo a irte de compras con tus amigas, perderte en un parque mientras lees un buen libro, visitar a tu peluquero y hacerte un cambio de look con el que te sientas renovada o salir a comer con tu madre para charlar durante horas. Incluso, podrías pasarte por algún centro estético especializado y hacerte un tratamiento facial o corporal exclusivo. ¡Un capricho para verte más guapa que nunca! Lo mejor es que hagas aquello que te devuelva la confianza y te haga recuperar lo mejor de ti misma. Además, será la mejor forma de controlar tu ansiedad y eso repercutirá en tu relación de pareja. A veces, las parejas caen en la rutina por estar demasiado metidas en el mundo del otro sin salir de ese pequeño círculo de dos. Es necesario dejar respirar la relación y para ello nada mejor que pensar en una misma y organizar tu tiempo como más lo disfrutes.

6. Cuida los detalles

Primero dejas de organizar cenas a la luz de las velas y después olvidas comprarle algo cuando llega vuestro aniversario. Más tarde unes su regalo de Navidad con el de su cumpleaños porque, total, solo han pasado dos meses… Y así, sumando uno y otro acontecimiento olvidado, se acaban los detalles que algún día llenaron de ternura tu relación. ¡No lo puedes permitir! A medida que la relación avanza, conoces más a la persona con la que compartes tu vida y, por lo tanto, será más sencillo ofrecerle aquello que sabes que es importante para él. No hace falta rendirse a los clásicos y buscar regalos en un centro comercial un 13 de febrero… Los detalles no tienen nada que ver con las fiestas comerciales.

Fuente: Sexualidad.com

Loading...