Conoce los pasos para experimentar los orgasmos más intensos de tu vida

Es más común de lo que se admite, que las mujeres se sientan presionadas por alcanzar el orgasmo. Existen mil y un consejos para lograrlo, información variada que explica cómo funciona nuestro cuerpo, las cosas que ellos prefieren hacer en la cama, y bueno, un sinfín de temas que buscan impulsarte a explotar tu sexualidad al máximo.
Imagen referencial

Desafortunadamente, si la intención no viene de ti y no te sientes totalmente comprometida a dejar tus miedos y vergüenzas a un lado, difícilmente podrás experimentar el clímax en su máxima expresión.

Quizá tú que lees esto ahora mismo, buscas uno de esos consejos para poder experimentar un orgasmo como ningún otro que hayas sentido hasta el momento, y me alegra decirte que puedes lograrlo si comienzas a incorporar las siguientes recomendaciones.

  • Estimulación de los pezones:
    Si lo que buscas es elevar las sensaciones placenteras es necesario que no descuides todas las zonas sensibles de tu cuerpo. Pide a tu pareja que durante el acto también te ayude estimulando tus pezones, que son tan sensibles que pueden ser la clave para alcanzar el orgasmo.
  • Ubica el punto G:
    El gran misterio para muchas mujeres es encontrar el famoso punto G, e incluso cuestionar si en realidad existe o no. Expertos en sexualidad aseguran que el punto está ubicado a pocos centímetros de la vejiga y que es por ello que se sienten ganas de orinar cuando llegas a ese punto.

    Es necesario una penetración profunda pero no es imposible de alcanzar; nuestra recomendación es que pidas a tu pareja que te ayude en la búsqueda de este punto, con paciencia e intención. De no ser posible, no descartes la posibilidad de hacerlo tu misma con algún juguete sexual de tu preferencia.

  • No olvides el clítoris:
    El orgasmo de clítoris es de los más comunes y aunque es bueno por sí mismo, siempre se puede mejorar o intensificar. Algunos métodos para elevar la sensación de placer es estimularlo mientras también hay penetración, otro también puede ser la técnica del “puente”, que consiste en el frotamiento del clítoris sobre el cuerpo de tu pareja. Para muchas mujeres este último es muy estimulante, así que no dudes ponerlo a prueba.
  • Contracciones vaginales:
    Cuando estás a punto de alcanzar el clímax se siente un ligero cosquilleo; esta será la señal para que en ese momento contraigas los músculos de la vagina y sientas un placer más elevado. A veces ocurre de forma natural, pero si aprendes a controlarlo también podrás controlar la intensidad de tus orgasmos.

Fuente soycarmin.com

Loading...