elsiglo y las comunidades deben luchar por el derecho a la información

Loading...
Según los estudios realizados por la Organización No Gubernamental Espacio Público, la situación de carencia de insumos como el papel para los periódicos comenzó luego de la creación del ente gubernamental encargado de la importación y distribución del material para los periódicos.
elsiglo, afectado por la crisis, redujo su circulación a cuatro días

Así lo indicó en una entrevista exclusiva para el diario el siglo Marysabel Rodríguez, coordinadora del Programa de Observación Social de Espacio Público.

“Esa crisis se inició en el 2013 justamente con la creación de la Corporación Maneiro, una decisión de Estado, se eliminaron los beneficios del papel prensa, un insumo prioritario de importación, pero a finales del 2012 decidieron que el papel para los periódicos no era un bien prioritario y por lo tanto no iba a tener acceso a las divisas preferenciales por parte del Estado”.

Explicó la activista de los derechos humanos que “a mediados de 2013 se inicia la crisis del papel para los periódicos, afectando a los medios de comunicación impresos, especialmente a los ubicados en el interior del país, ya que no contaban con la suficiente capacidad operativa para lidiar con la crisis económica. Desde el 2013 y hasta lo que va de 2018, hemos contado una veintena de medios, algunos han salido de circulación definitivamente, otros han ido y venido, es decir, han reducido la cantidad de cuerpos, de páginas, o han suspendido por algunos días la circulación, otros han salido interdiarios o semanarios y en el caso de elsiglo, se vio obligado a salir a la luz pública cuatro días a la semana, otros dejar de salir por algunos meses y regresan hasta que logran conseguir los insumos, como papel, planchas, tintas, que en su mayoría son importados y no se cuenta con las divisas preferenciales para ese tipo de mercancía”.

-Pero eso de monopolizar la compra y distribución de los insumos para los periódicos por parte del Estado, a través del Gobierno con la Corporación Maneiro, ¿no forma parte de una política que conllevaría a la hegemonía comunicacional, como lo han pregonado algunos voceros del Gobierno?

-Sí, todo esto se asocia a una política de Estado, porque en buena medida los que se han visto afectados son medios de línea crítica e independiente. Sin negar que existen medios oficialistas o pro oficialistas que se han visto afectados, pero no lo informan, no lo divulgan públicamente. Entre los independientes críticos de muchos años de trayectoria figuran “El Carabobeño” y “El Impulso”, por ejemplo.

LOS AFECTADOS

-La reducción a cuatro días de circulación, y el cambio de formatos, como ocurrió con elsiglo, o el cierre parcial o total de un periódico, además de los empleados, directivos, ¿cómo afecta a los lectores, a la comunidad?

-Tiene una afectación particular, recuerda que la mayor cantidad de cierres temporal o definitivo de periódico han ocurrido en el interior del país. Un ecosistema de medios que han estado mermados, ya que además de los impresos se han reducido a nivel de medios audiovisuales televisoras y radios, y existen medios en los estados donde no todos los ciudadanos tienen Internet o muchos espacios para estar informados. Hay comunidades que tienen un solo periódico, de cuatro o cinco que había antes, que en períodos vacacionales dejan de circular para ahorrar papel. Eso implica que un importante número de la población no tiene acceso a la información. Eso es una limitación muy grave, dramática para la ciudadanía que queda desinformada.

-Hay buena parte de radioemisoras que también fueron cerradas y todo ello termina en que la población queda desinformada. Es una parte de la cultura venezolana leer su periódico diariamente, y como el caso de elsiglo, limitado a cuatro días a la semana para ahorrar papel, esos factores limitan a la ciudadanía a la información. No hay una actualización diaria y esto al final alimenta rumores porque no hay información verificada, y se podría llegar a que la gente se plantee perspectiva irreal de lo que está ocurriendo y hacerse una opinión al respecto.

-Y si todo apunta hacia un futuro con una hegemonía comunicacional, como lo han vociferado algunos personeros del Gobierno, ¿cómo afecta esa situación a la ciudadanía?

-El mayor problema es que no nos podemos formar una opinión coherente, porque es necesaria la información plural, es decir, deberían haber diferentes fuentes de información para que el ciudadano pueda hacerse su propio juicio para opinar, tener una postura y decidir. Si no existe esa diferente fuente, se hace difícil tener una opinión certera y realista de lo que está sucediendo. Lo que caracteriza a una sociedad democrática es tener distintas opciones para concebir la realidad. Una hegemonía comunicacional intentar cercar o reducir las distintas fuentes de información para imponer por vía de hecho una versión única de las cosas. Eso dificulta la participación de las personas en los asuntos públicos.

AÑO NEGRO

Marysabel Rodríguez reveló que en lo transcurrido de este año van entre cuatro a cinco medios impresos en el interior del país que han dejado de salir por la falta de insumos.

“Aunque se han visto casos, como elsiglo, que han dejado de salir por algunos días, o cambiado el formato y luego consiguen algunas bobinas de papel y salen nuevamente, como en ese importante diario de Aragua ha ocurrido con otros, por eso estamos monitoreando constantemente la salida, si son definitivas o temporales”.

-¿Y cómo afecta a las comunidades la situación de los medios como elsiglo, cuando por motivos ajenos se ven obligados a rediseñar el formato, reducir páginas o circular con menos días?

-Hay menos espacios para recoger las denuncias, como por ejemplo la falta de un servicio de agua en la comunidad, o el problema de la vialidad, entre tantos otros. Una protesta trata es de llamar la atención y a los manifestantes lo que les interesa es que se acerquen al lugar los medios de comunicación para que recojan la información y divulguen la problemática. Ahora la incomodidad crece, es mucho mayor, y el tema tiene poca posibilidad de ser publicado por falta de espacio en los medios.

-Los informes que recaba Espacio Público, además de ser difundidos por las redes, los analizan en las academias, las universidades, pero también tienen un objetivo en las instituciones en el exterior.

-Si, nosotros desde hace más de 10 años participamos en las audiencias de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Solicitamos participar en las audiencias de Libertad de Expresión, y es una ventana importante para la denuncia de la violación de los derechos humanos, no sólo en la etapa de audiencia, sino regularmente enviamos información sobre violación del derecho a la información, todo documentado. También los informes se llevan a la ONU, porque el Estado venezolano debe asumir la responsabilidad de cumplir con los estándares de los derechos humanos. Primero, por supuesto, las denuncias se llevan a las instancias nacionales como la Fiscalía General.

-Finalmente, ¿qué mensaje envía Espacio Público a directiva y trabajadores de elsiglo, y a la comunidad sobre la situación de tan importante medio de comunicación?

– Para los trabajadores, los directivos de los medios de comunicación social como elsiglo, así como las comunidades, es importante que todos estén unidos, que se armen estrategias concertadas y la unión como gremios en conjunto para denunciar las irregularidades por la no entrega de los insumos y ser claro con las limitaciones. Al final se trata de una empresa de servicio público destinado a la comunidad. Es necesario documentar la situación que se vive y exigir que se cumplan los derechos básicos fundamentales como la de informar y la libertad de prensa-, indicó Marysabel Rodríguez.

EFRÉN PÉREZ HERNÁNDEZ | elsiglo-Caracas

elsiglo elsiglocomve elsiglotv

Loading...