De una golpiza nonagenario asesinó a su hijo en Cagua

Loading...
Un ciudadano de 90 años de edad, de origen europeo y con más de cinco décadas domiciliado en el país, previos señalamientos de los habitantes, figura como el principal sospechoso en la muerte de su hijo, de 58 años, hecho ocurrido entre la tarde y noche del lunes en la parte interna de su residencia ubicada en la urbanización Corinsa en Cagua, municipio Sucre.

También te puede interesar: Detenidos presuntos microtraficantes con envoltorios de crispy

Momento cuando el Ministerio Público se lo lleva detenido

La persona muerta en ese dantesco suceso fue identificada por su hermana Anna Toscano, quien hizo acto de presencia la mañana del martes en los predios de la morgue de Caña de Azúcar, como Víctor Toscano Palembo, de 58 años de edad, quien padecía de esquizofrenia y además había caído en el consumo de sustancias químicas nocivas para la salud.

Anna Toscano dijo, “mi hermano, con problemas mentales, estuvo recluido en un centro especial en Altagracia de Orituco del estado Guárico, y de allí lo dejaron salir ante ‘la situación país'”. Al parecer, “no le suministraban alimentos”, añadió.

-Por sus propios medios, Víctor se vino a Cagua, y se alojó en la casa de mi padre, en la urbanización Corinsa, donde llevaba dos semanas aproximadamente residenciado.

Desconozco los motivos del suceso y todos señalan como presunto responsable de la muerte de mi hermano a mi padre, quien habría incurrido en ese hecho utilizando un objeto contundente, tras asestarle un golpe a nivel de la cabeza que le ocasionó su muerte en el Hospital de Cagua”, dijo.

Refirió que en muchas ocasiones aconsejó al presunto victimario que vendiera esa edificación y se radicara en Caracas, donde “estuviera cerca de la casa y yo lo pudiera atender fácilmente, pero nunca me hizo caso”, dijo la denunciante. “Es una persona muy terca y testaruda”, añadió.

De acuerdo a la versión de los vecinos, “mi papá se ha vuelto en los últimos tiempos un ser muy agresivo e incluso está armado con una pistola, me da miedo ingresar a la vivienda. La Policía debe hacer algo por desarmarlo para evitar una tragedia en la urbanización”.

Agregó que está haciendo todas las diligencias correspondientes para retirar el cuerpo de Toscano, con el fin de darle cristiana sepultura lo más pronto posible y esperar el resultado de las investigaciones que adelantan los funcionarios de la Base de Homicidios de Santa Cruz.

MUNICIPALES AUXILIARON AL HERIDO

Por otro lado, se tuvo información, de manera extraoficial, que funcionarios de la Policía Municipal de Sucre, previo llamado de los moradores, acudieron al sitio, en una quinta ubicada en la calle Caura del referido urbanismo, y trasladaron al herido hasta el Hospitalito de Cagua. El hecho sucedió en la tardecita del lunes.

Horas más tarde el individuo murió a causa de trauma craneal, y funcionarios de la Base de Homicidios se instalaron en esa zona hasta las 10:00 de la noche. No pudieron hacer nada ante la agresividad del sospechoso.

Según la opinión de los residentes, el hombre atacó a tiros a una familia, de apellido Flores, la noche del lunes y ésta se mudó del sitio para evitar males mayores. El agresor habría mostrado esa conducta porque supuestamente la gente habría llamado a la Policía.

MENTE MACABRA

Y para no verse involucrado en la muerte de su hijo, el presunto victimario, quien posee una mente muy lúcida, habría inventado una historia maquiavélica, señalando que presuntos funcionarios le habrían sustraído de manera ilegal la cantidad de 240 millones de bolívares que guardaba en una caja de seguridad y oro, así como otros objetos de valor.

Ayer en la mañana, con sus 90 años a cuestas, sacó su bicicleta y se dirigió a la sede del Ministerio Público del municipio, donde consignó una denuncia, cuyo contenido se desconoce.

Comisiones policiales al mando del supervisor jefe Andrés Adalfio, Cicpc y de la Municipal acudieron al urbanismo. Además se presentó la representante del Ministerio Público, y tras dialogar por espacio de unos cuantos minutos con el nonagenario y hacerle entrega de la bicicleta, la funcionaria pública se lo llevó detenido para las averiguaciones de rigor.

Los residentes de la comunidad consideran que la persona es un anciano y la justicia no le hará nada por su edad, pero representa en ese urbanismo un gran peligro si no lo desarman. Deben recluirlo en un centro psiquiátrico, exigieron.

También, los habitantes lo acusaron ante los medios de comunicación social de agredir a una ciudadana hace unos años atrás y sobre ese hecho hay una denuncia en el Ministerio Público. El juez de la causa lo perdonó y ahora incurrió aparentemente en la muerte de su hijo.

Maltrataba física y verbalmente a su víctima desde hacía años, incluso, en los últimos días le negaba los alimentos por considerarlo un individuo que comía demasiado. En fin de cuentas, se trata de una historia de fin de mundo y las autoridades policiales, Ministerio Público y el juez que conozca del asunto tendrán la última palabra.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...