Enfermarse es un lujo en Venezuela

Los pacientes afirman que el costo de las citas médicas está por las nubes, a esto se suma el exagerado precio de los medicamentos, por lo que el ausentismo de las personas es lo que se observa en las diversas clínicas privadas y centros de salud.

Una consulta con médicos especialistas privados puede llegar a costar hasta 6 millones de bolívares en el país. Los valores se determinan en función de varios factores, que van desde la cantidad de doctores que ofrecen ese servicio hasta la especialidad y experiencia.

Las ramas médicas más costosas son la neurología, la oncología y la endocrinología, de acuerdo con un sondeo realizado en las clínicas de la ciudad.

Carmen Barrios mencionó que el precio de la consulta médica en un centro de salud en Calicanto es más accesible que en otros centros, ya que en el lugar la misma está en mil quinientos bolívares, mientras que en otros consultorios oscila entre los 5 a 6 millones de bolívares, destacando que la especialidad es neurocirugía.

Heylin Pirela buscó alternativas en diversos lugares, hasta que llegó al centro de Calicanto, y las consultas las pueden encontrar hasta en un millón de bolívares.

Yasiry Paradas manifestó que las citas médicas privadas están bastantes costosas, recalcando que cuando se dirige a una clínica lo que se observa son los pasillos vacíos, “cuando meses atrás traía a mi hija a la gastroenterólogo pediatra, debía estar en el consultorio a las 6:00 a.m. y era la paciente número 10, y en la última consulta llegué a las 7:00 y fui la primera, y costó para que llegara otro paciente”.

La doctora Carla González, gastroenterólogo pediatra, indicó que las consultas han tenido que ir aumentando en base a la inflación del país, también se incrementan los gastos de alquiler de consultorios, materiales médicos, pago de secretarias, material impreso y el honorario médico. A su vez, mencionó que los precios de las consultas son personales y lo pone cada médico y varían, por ejemplo, un cirujano utiliza material quirúrgico en sus consultas y esto incrementa el costo de la misma, en otros casos hay médicos que no lo utilizan.

La doctora González mencionó que en su caso trabaja con niños y hay excepciones, nunca ha privado a un paciente por dinero, hay casos en que sólo tienen para cancelar la mitad de la consulta y hay casos en que no tienen y para ella ese no es impedimento para recibirlos, porque los niños deben ser atendidos primordialmente.

MARCA SOLENTE | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...