Venezuela tiene cómo demostrar sus derechos sobre el Esequibo

El reclamo sobre el territorio Esequibo no está perdido. Venezuela tiene la manera de demostrar con documentación y pruebas cómo el territorio fue arrebatado, afirmó el general retirado Oswaldo Sujú Raffo en la conferencia Reivindicación del Esequibo, organizada  por el Instituto de Estudios Fronterizos de Venezuela y realizada en el Colegio de Ingenieros de Caracas.

El oficial retirado narró la crónica del despojo del territorio por el Reino Unido, país que en el siglo XIX era la primera potencia del mundo y como el problema persiste en la actualidad, tras el proceso de descolonización de Guyana. Sujú Raffo, presidente del Instituto de Estudios Fronterizos de Venezuela, recordó tratados históricos como el de Munster en 1648, entre España y Holanda, y el de Utrecht de 1713, con Reino Unido, en el que se señala que el límite de la Capitanía General de Venezuela, territorio que posteriormente se convertiría en la República de Venezuela, era el río Esequibo.

El general destacó que toda la controversia actual es el resultado de la ilicitud, pues es clara la coerción que ejerció Londres sobre los representantes venezolanos en 1899 y sobre el propio país en el Laudo de París, considerado como un tratado nulo e írrito por no cumplir los estándares del derecho internacional.

Destacó lo concertado  por Guyana y Venezuela en el artículo V del Acuerdo de Ginebra de 1966, el cual indica que ninguna actividad es fundamento para un reclamo de soberanía ni crea derechos si no hay un convenio entre ambos gobiernos.

Jorge Luis Fuguett, coordinador general de la ONG Mi mapa de Venezuela incluye nuestro Esequibo, se refirió a la situación de las concesiones otorgadas por Georgetown a empresas extranjeras en el territorio por delimitar, según lo establecido en el Acuerdo de Ginebra de 1966, y la usurpación con las concesiones ilícitas hechas por Guyana a compañías de Estados Unidos, China, Canadá, Australia, la India y Malasia.

El experto resaltó el daño ecológico que se ha producido en el  Esequibo debido a la explotación indiscriminada de recursos naturales. Fuguett mostró evidencias de la deforestación de la selva, la contaminación de los ríos Cuyuní y Mazaruni por la explotación de minerales, como oro, diamantes, bauxita, coltán, uranio e incluso litio, que generan el desplazamiento y sufrimiento de los pueblos indígenas debido a la creación de represas e inundación de zonas. Las etnias ven peligrar su estilo de vida tradicional.

Los dos ponentes coincidieron en la necesidad de que la sociedad venezolana comprenda que la reivindicación del territorio Esequibo es una cuestión de Estado, que está por encima de intereses políticos y que la divulgación de los hechos es muy importante. “Conocer la historia y los derechos de los venezolanos sobre ese territorio es un acto de soberanía nacional”, concluyó Sujú Raffo.

Fuente: elnacional.com
Leer También: Ortega Díaz entregó acusación y pruebas contra Maduro por caso Odebrecht

Loading...