El músculo francés contra el carrusel argentino en el gran duelo de octavos

Loading...
Los octavos del final del Mundial de Rusia se abren el día de hoy a las 3:00 P.M. hora de Venezuela, con un fastuoso duelo entre dos campeonas mundiales como la sólida Francia, que ha llegado a las eliminatorias sin apenas apretar el acelerador, y Argentina, subida a una montaña rusa cuyo rumbo espera enderezar Leo Messi.

También te puede interesar: FIFA revisará regla de “Fair Play” que eliminó a Senegal

Se espera un fastuoso duelo entre dos campeonas mundiales como la sólida

Tres títulos se congregarán en el Arena Kazán, los dos de la selección argentina (1978, 1986) y el que ganó la francesa en casa (1998). Desde entonces ambas han vuelto a disputar finales mundiales, pero se les ha resistido la gloria, y seguir soñando en Rusia pasa por deshacerse de otra de las candidatas al título.

Por lo visto en la fase de grupos, el favoritismo recae en Francia, que completó una faena aseada con sus triunfos por la mínima ante Australia (2-1) y Perú (1-0) y el posterior empate ante Dinamarca (0-0) en un partido sin historia, pero que ha estado muy lejos del brillo que se le presupone por plantilla.

Los ‘Bleus’, que no han perdido en sus últimos ocho duelos mundialistas ante equipos sudamericanos, aspiran a practicar un fútbol menos rácano y exprimir la velocidad arriba de Kylian Mbappé y Antoine Griezmann, que protagonizará un interesante duelo de estrellas con Messi, con el que finalmente ha preferido no compartir club la próxima temporada.

Mientras se espera al buen juego, a los galos les ha bastado con la solidez que aseguran las parejas Varane-Umtiti en defensa y Pogba-Kanté en el centro del campo, una conjunción de músculos y disciplina táctica que explican que el equipo solo haya encajado un gol en todo el torneo y que, además, haya sido de penalti.

Tras conceder la titularidad en el debut a Ousmane Dembélé, al azulgrana le ha ganado la partida Olivier Giroud, que volverá a ejercer como ancla en la punta de ataque. Las únicas dudas de Didier Deschamps aparecen en los laterales, en el derecho entre Sidibé y Pavard y en el izquierdo entre Mendy y el ‘tocado’ Lucas Hernández, aunque el rojiblanco parece listo.

EL VOLCÁN ARGENTINO, A ERUPCIONAR EN POSITIVO

Por su parte, Argentina guarda gratos recuerdos de las dos veces que jugó contra Francia en un Mundial, ya que se impuso tanto en 1930 (1-0) como en 1978 (2-1) y en ambas ocasiones llegó hasta la final. La historia no gana partidos, pero toda inspiración ayuda a un equipo que ha sobrevivido en el alambre durante todo el Mundial.

El gol de Marcos Rojo ante Nigeria en el minuto 86 (2-1) hizo estallar de alegría a uno de los países más futboleros del mundo, que por unos instantes se entregó a la euforia y olvidó tantas penurias tras empatar ante Islanda (1-1) y sufrir una contundente humillación frente a Croacia (3-0).

El agónico partido ante los africanos también dejó el estreno goleador de Leo Messi, protagonista de una visible liberación tras su apatía ante los croatas. La albiceleste respiró porque sus opciones de bordar la tercera estrella en su camiseta pasan ineluctablemente porque el delantero del FC Barcelona rinda a su mejor nivel.

Jorge Sampaoli, actual epicentro del volcán que sigue siendo la selección argentina año tras año, probablemente mantendrá la columna vertebral del equipo que ganó a Nigeria. Así, el portero Franco Armani disputará su segundo partido como internacional y Éver Banega asegurará criterio en el centro del campo, la línea más endeble del equipo.

Al lado del centrocampista del Sevilla, no es segura la presencia de Enzo Pérez, que arrastra molestias, mientras que en ataque estará Ángel di María junto a Messi y la duda es quién ocupará la punta del tridente, Sergio Agüero o Gonzalo Higuaín, que aún no se ha estrenado en este Mundial.

elsiglo

Loading...