De puñalada en el pecho mataron a joven en Caña de Azúcar

Loading...

Este jueves a la 1:00 de la madrugada, sujetos aún por identificar o precisar sus características físicas asesinaron de una certera puñalada a la altura del pecho a un ciudadano que respondía al nombre de Royer Alexander Uztariz Matute, de 22 años de edad, quien residía en el sector 5 de Caña de Azúcar del municipio Mario Briceño Iragorry.

Según la versión de los familiares que acudieron a los predios de la Morgue, el suceso se registró en el sector 4 de Caña de Azúcar.

Allí, Uztariz estuvo presente en una fiesta de despedida que le realizaban a una amiga que en los próximos días se marcha del país tras la búsqueda de un mejor destino para ella y sus familiares, dijeron.

Todo transcurría tranquilamente entre familiares y amigos de la chica, compartiendo momentos de alegría. Cerca de la 1:00 de la madrugada, el joven se ausentó unos minutos de la reunión, pues iría a un sitio aún sin precisarse a comprar, según la suposición del caso alimentos.

Cuado iba por el sector 4, al menos, dos individuos le salieron al paso e inmediatamente la inflingieron una puñalada en el pecho que le causó la muerte de manera inmediata.

Comentaron los dolientes que el puñal le perforó el corazón, y las circunstancias del homicidio se desconocen oficialmente.

Sin embargo, la versión no es oficial y en función de llegar a la verdad de los hechos, una comisión de la División de Investigaciones de Homicidios se trasladó al sitio, procediendo a levantar el cadáver y asimismo pesquisar las causas del suceso.

Por el momento no hay pistas de quienes podrían ser los autores materiales, pero las averiguaciones avanzan por buen camino, informó una fuente ligada a las averiguaciones del crimen.

Vale destacar que la víctima recientemente había culminado sus estudios de Producción Industrial y esperaba una oportunidad para ingresar al campo laboral.

Sus hermanas expresaron a los reporteros que el ciudadano era una persona de altos principios morales, no tenía enemigos declarados o algo por el estilo, tampoco líos con la justicia. Para el momento no cargaba objetos de valor.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...