“Mi familiar no era ningún delincuente”

Loading...
En uso de las atribuciones que le concede la Constitución de Venezuela, familiares que acudieron a los predios de la Morgue de Caña de Azúcar a retirar el cadáver para su cristiana sepultura, manifestaron que el joven muerto en un presunto enfrentamiento no era ningún delincuente ni mucho menos un azote de barrio.
Imagen referencial

Igo Álvarez identificó a su pariente como Júnior Derwuin Alvis Bravo, de 24 años de edad, adicionando que los hechos ocurrieron en la madrugada del viernes en La Segundera, en Cagua del municipio Sucre.

Dijo que los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, adscritos a las Fuerzas de Acciones Especiales, se presentaron a la casa sin ninguna orden judicial, sacaron a mi familia.

Luego se llevaron a Alvis Bravo y posteriormente apareció muerto en otro sitio, simulando un presunto enfrentamiento, afirmó el denunciante, quien aclaró que el joven no pertenecía a la banda “Los Cavernícolas”.

Asimismo “le sembraron un arma de fuego”. Si él hubiese sido un peligroso antisocial, “no estaría hablando con ustedes aclarando la situación de mi familiar”, manifestó.
“Les confieso que Júnior Alvis sí estuvo una reseña o entrada en la Policía, pero por el delito de violencia de género, y lamentablemente, su pareja le complicó la vida”, comentó.

Ella lo abandonó, yéndose a Colombia, y le dejó a su hijo de pocos meses de nacido. Por lo tanto, fue su única entrada en la Policía, pero no por otros delitos como se pretendió informar, adicionó el declarante.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...