La Unión Europea elevó a 18 el número de funcionarios sancionados

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) aprobaron ayer sancionar a otras once personas con cargos oficiales en Venezuela, entre ellos los vicepresidentes Delcy Rodríguez y Tareck el Aissami, aunque mantuvieron la puerta al diálogo para buscar una solución política al conflicto en el país.

“Iremos más lejos en el diálogo y la cooperación para intentar encontrar soluciones políticas al conflicto”, afirmó el titular español, Josep Borrell, en su primer Consejo de la UE en el Gran Ducado como ministro.

Con esta decisión, la UE amplía la lista, creada en enero, de responsables del Gobierno de Nicolás Maduro a los que ha impuesto la prohibición de viajar a territorio comunitario y la congelación de los bienes que puedan tener en la Unión.

En esta ocasión, han sido incluidos los vicepresidentes El Aissami, también ministro de Industrias y Producción Nacional, y Rodríguez.

También figuran Sergio José Rivero, inspector general de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana; Jesús Rafael Suárez, comandante general del Ejército Bolivariano; Iván Hernández, jefe de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, o Elías José Jaua Milano, ministro del Poder Popular para la Educación.

Completan la lista Sandra Oblitas, vicepresidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE); Freddy Alirio Bernal, director del Centro Nacional de Mando y Control de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción; Katherine Nayarith Harrington, vicefiscal general; Socorro Elizabeth Hernández, miembro del CNE y la Junta Nacional Electoral, y Xavier Antonio Moreno, secretario general del CNE.

“Vamos a ver qué resultado tienen estas decisiones, pero la sanción no excluye en ningún caso la voluntad de diálogo”, respondió Borrell a los periodistas preguntado por si considera eficaces este tipo de medidas, que, matizó, “no son multas”.

El ministro insistió en que la decisión de la UE “no excluye en ningún caso la voluntad de diálogo” y aseguró que el Gobierno pondrá “más énfasis” en “intentar encontrar soluciones políticas”.

“El nuevo Gobierno español va a poner más si cabe el énfasis en la necesidad de encontrar soluciones políticas a la situación en Venezuela que no se van a resolver únicamente a base de sanciones”, aseguró.

Estas medidas restrictivas se suman a las impuestas a otra lista de siete altos cargos del Gobierno de Nicolás Maduro y a un embargo de armas y un veto a material que pueda utilizarse para la “represión interna” en Venezuela.

MISIÓN A COLOMBIA

EFE
Una misión del Parlamento Europeo llegó ayer a Colombia para hacer una visita oficial al país y a la frontera con Venezuela con el objetivo de conocer sobre el terreno la situación y trazar planes de ayuda humanitaria que beneficien a los venezolanos que huyen de la crisis.

La Misión estará en Colombia hasta el jueves e incluye una visita a Cúcuta (noreste), donde se encuentra el principal paso fronterizo con Venezuela, así como reuniones con las autoridades colombianas para evaluar la situación de la migración venezolana y la mejor manera de apoyar a los países receptores, detalló la delegación de la Unión Europea (UE) en Bogotá en un comunicado.

Como muestra de las misiones del europarlamento habrá una visita paralela a Brasil, donde acudirán a la zona fronteriza de Boa Vista.

Con estas dos misiones buscan analizar la situación generada en los países vecinos de Venezuela por la llegada de decenas de miles de ciudadanos de ese país.

En ese sentido, la embajadora de la UE en Colombia, Patricia Llombart, aseguró que “la Unión Europea está muy preocupada por la situación venezolana y el impacto que está teniendo en los países” de la región.

Loading...