Comprar frutas es todo un lujo

Para los habitantes del eje Este del estado Aragua, comer frutas ha pasado a ser un lujo que no todos los consumidores pueden darse por los altos precios en que son ofrecidas en comercios y mercados populares. Indican que el alza los ha obligado a sacarla de sus comidas diarias.

También te puede interesar: La vaca para la caja de cervezas ya no figura

Los compradores deben decidir si comprar o no las frutas en vista de sus elevados precios

En un recorrido realizado por locales y mercados populares de las jurisdicciones, se pudo conocer que los pobladores ya no adquieren constantemente las frutas, pues aseguran que prefieren invertir su dinero en granos, harina, arroz y otros alimentos, que en estos acompañantes de comidas y meriendas.

“En la actualidad o compras frutas, o compras comida salada, porque ambas es casi imposible, ya que el sueldo minino no da la base para poder adquirir estos alimentos balanceados que fortalecen la salud y estimulan el buen vivir”, dijo Milagros Román.

En concordancia con Román, Roberto Reyes dijo: “Ya hasta las costumbres en comer nos

han quitado con esta crisis, anteriormente yo compraba semanalmente un kilogramo de cada fruta, para los jugos, pero ahora he bajo el consumo a una vez por mes y si acaso porque no me alcanza para comprar todo. Estamos pasando las verdes de una forma muy ruda”.

Por su parte, Ineska Blanco, manifestó: “En mi caso trato de comprar muy poquito y de las frutas de temporada que salen más baratas y cuando me alcanza, pues es importante mantener un dieta balanceada y sobre todos los pequeños de la casa, por eso en la familia tramos de hacer un sacrificio y comprar frutas, pues las mismas son una inversión para gozar de salud“.

Es necesario que se haga un sacrificio familiar como lo hago yo para por lo menos cada quince días comprar así sea un poquito de frutas, pues los nutrientes de las frutas no pueden encontrarse en todos los alimentos y es indispensable para el desenvolvimiento de la vida diaria”, dijo Yoleida Rivero

COMERCIANTES HABLAN

En este sentido, los dueños y encargados de estos locales manifestaron que ya no saben qué hacer ante los altos costos que les presentan los distribuidores para poder adquirir las frutas. Aseveran que las ventas han bajado hasta un 70%.

“Nosotros como comerciantes hacemos los pedidos hoy, pero mañana el precio cambia y eso nos obliga a ajustar el costo de la mercancía, lo que trae como consecuencia la disminución de las ventas. Hay personas que viene preguntan y se van porque prefieran pagar 800 mil bolívares en una harina pan que un millón en un kilo de parchita”, dijo Máximo Flores.

Asimismo, muchos comentaron sentirse entre la espada y con respecto a los altos costos a los que tienen que comprar la mercancía, pues en ocasiones los productos se le pierden por la falta de venta.

PRECIOS

Mandarina  697.000 bolívares
Parchita     1.600.000 bolívares
Limón         500.000 bolívares
Cambur      500.000 bolívares
Mango        218.000 bolívares
Patilla         500.000 bolívares
Lechosa      675.000 bolívares
Guanábana 430.000 bolívares
Piña            470.000 bolívares
Melón         600.000 bolívares

Loading...