Sicario asesinó a vigilante en las afueras de una tienda

Un sicario se acercó sigilosamente a una cola en la Intercomunal Turmero- Maracay, del municipio Santiago Mariño, donde un grupo de ciudadanos esperaba tranquilamente a que abrieran el local para comprar productos de la cesta básica, y en presencia de propios y extraños abrió fuego contra una persona que murió casi de manera inmediata.
Arma incautada en la escenaRMA

La víctima respondía al nombre de Oscar Ramírez, de 35 años de edad, según la información facilitada a los periodistas de sucesos.

Todo comenzó a primera hora de la mañana de ayer, cuando padres y madres de familia se fueron congregando en las afueras de la tienda para adquirir sus alimentos necesarios para la semana.

Para evitar posibles alteraciones del orden público y hacer que se respetara el orden de la llegada, Ramírez, quien trabajaba de vigilante, empezó a ordenar la cola para que todos los presentes tuvieran acceso a los rubros que se venderían este viernes.

Transcurridos unos minutos, un presunto cliente se acercó a la Intercomunal Turmero, donde funciona la tienda y tras visualizar la zona, como buscando posibles sitios de escapatoria o estar seguro de que no habría un funcionario policial, se situó detrás de su víctima.

De manera sigilosa sacó un arma de fuego y en presencia de propios y extraños, disparó en la cabeza del trabajador de la seguridad. Luego emprendió la huida a toda velocidad antes de que la población lo linchara.

Mientras tanto, el herido fue trasladado urgentemente al ambulatorio de Sorocaima, pero Oscar Ramírez falleció en el camino. La trayectoria balística causa daños irreversibles a nivel craneal.

Del homicidio, se tejieron varias hipótesis. Al parecer, el espacio habría sido tomado por presuntos delincuentes para la “venta de cupos” o de “bachaqueros” que pretenden comprar toda la comida, dejando a la población con “las manos vacías”.

Presuntamente el vigilante era enemigo acérrimo de los “coleados”, de los revendedores y sujetos de mala conducta que tratan de apoderarse y tomar el control de los supermercados, y en aras de hacer un trabajo le costó la vida en tales circunstancias.

Las personas que estaban en las fueras de la tienda exhortaron, a través de los medios de comunicación, a los efectivos de la Guardia Nacional y demás cuerpos policiales a aplicar mano dura contra los “bachaqueros” y pandillas de antisociales que toman esos lugares para sus fines personales. Pidieron que la muerte de esa persona no vaya a quedar impune.

LUIS MANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...