De diez balazos ultimaron a adolescente en San Joaquín

Un adolescente de 17 años de edad, y domiciliado en San Joaquín de Turmero del municipio Santiago Mariño del estado Aragua, fue asesinado durante la noche del jueves en la referida comunidad.
Imagen referencial

Se trataba de Kevin Gabriel Tarazona González, quien se ganaba la vida haciendo cualquier actividad laboral, de una manera honrada.

Según las fuentes consultadas, el muchacho fue interceptado por sujetos desconocidos en un sitio aún sin especificar y de allí se lo llevaron en situación de rehén.

Al promediarse las 9:00 de la noche del jueves, un vehículo, en donde viajaban varias personas, se acercó al sector 1 de San Joaquín y un joven, en medio de la oscuridad, descendió del mismo, emprendiendo luego la huida a toda velocidad.

Uno de los antisociales sacó un arma de fuego y le efectuó entre 8 y 10 disparos en distintas partes del cuerpo, causándole la muerte de manera inmediata.

Su cuerpo quedó tendido en la capa asfáltica, e inmediatamente la noticia “corrió como pólvora” por todo el barrio e incluso llegó a los oídos de los familiares de la víctima.

Sin perder tiempo, los hermanos, padres y vecinos del menor fallecido en tales circunstancias, llegaron al sitio para cerciorarse del asunto y en efecto, se encontraron con el menor tendido sobre un charco de sangre.

Los dolientes que se presentaron a la Morgue de Caña de Azúcar, manifestaron que la víctima no tenía enemigos declarados ni mucho menos había recibido amenazas de muerte.

Lo único que nos informaron es que unos desconocidos se presentaron al sitio, bajaron al joven y éste, en medio de su desesperación, salió corriendo, siendo alcanzado por los proyectiles, dijeron los informantes que no quisieron identificarse por razones de seguridad.

“No sabemos si Kevin Tarazona, en los últimos momentos de su vida, tuvo algún roce con presuntos delincuentes o se trató de un pase de factura. Las investigaciones del Cicpc determinarán las circunstancias del caso”, comentaron los allegados a la víctima.

Luego de los hechos, comisiones del Cicpc se desplazaron a la zona, iniciando las averiguaciones de rigor, y tomando declaraciones de posibles testigos. A través de los apodos, los investigadores identificaron a “los matones del menor”.

En el transcurso de las próximas horas, los sospechosos podrían ser capturados y entregados a manos de la justicia, con la intención de que rindan cuentas sobre sus acciones negativas ante la vida.

Por su parte, la comunidad, a través de los medios de comunicación social, pidió a los funcionarios del Cicpc que activen el dispositivo “Madriguera”, con miras de contrarrestar a los líderes negativos.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
foto | FAUSTINO PÉREZ

Loading...