Caballero y un pobre juego aniquilaron a Argentina

Loading...

Argentina cayó derrotado con un contundente 0-3 ante Croacia, un resultado que los deja muy tocados de cara la clasificación a octavos de final en la que ya no dependen de ellos mismos. Rebic, Modric y Rakitic fueron los que clavaron los clavos en un ataúd que pronto puede ocupar la albiceleste.

El equipo albiceleste arrancó bien el primer tiempo, con un fútbol muy trabado que logró vencer la defensa croata en varias ocasiones. La situación más clara la tuvo Enzo Pérez, con un tiro desde el centro del área que se fue apenas desviado. Pero todo cambió en el segundo tiempo, cuando a los 52 minutos un error increíble del portero argentino, Willy Caballero, dejó servida la pelota a Rebic para el 0-1.

A partir de allí todo fue cuesta abajo para Argentina. El equipo se desarmó y Sampaoli intentó a la desesperada recuperar un esquema conocido con el ingreso de Higuaín por Agüero y Dybala por Enzo Pérez. Argentina se perdió en el medio campo y apenas tuvo efectividad en el área croata.

Los de Zlatko Dalić se aprovecharon del desorden. A los 79 minutos, Modric quedó frente a la portería en el límite del área grande y se las ingenió para sacar un disparo entre los defensores argentinos que se clavó la red de Caballero. Con el 0-2 y las necesidades argentinas de apurar el partido quedó todo servido para el contraataque. El 0-3 llegó a los 90 minutos en el píe de Rakitic, de gran actuación durante todo el partido.

Argentina está más cerca de Buenos Aires que de Moscú. Tiene sólo un punto en su grupo y debe esperar que Nigeria le gane a Islandia para tener alguna oportunidad. El martes que viene se jugará su última carta ante el equipo africano.

Loading...