Con rebote de Diego Costa derriban el muro de Irán y acerca a España a los octavos de final

Loading...

Ejercicio de paciencia el que ha tenido que hacer España este miércoles en Kazán para ganar a Irán. Tardó más de una hora en encontrar el camino al gol, y al final lo consiguió de rebote. El gol de Diego Costa, el tercero en el Mundial, sirve para sumar la primera victoria y empatar en el liderato de grupo B con Portugal.

Ambos equipos tienen cuatro puntos, los mismo goles a favor, los mismos goles en contra y empataron en la primera jornada. España es líder porque tiene menos tarjetas amarillas. El próximo lunes, España juega contra Marruecos (ya eliminado) y Portugal contra Irán (todavía con opciones de clasificación. Nosotros volvemos en cinco días.

Ante España pudo darla. De inicio ni la buscó y al primer minuto ya podían intuirse las intenciones de ambas: la Roja, a por el asedio; Irán, encantada con el empate. Iniesta, Silvia y compañía aglutinaron rápido el balón. Fue en vano.

Hierro apostó por Lucas en vez de Koke, pero no funcionó. El atasco de hombres arriba y la escasez de espacios bloqueó al gallego, prácticamente desaparecido. Salvo Isco, el español más atinado, pocos despuntaron. Situado siempre en torno al área, un remate de Silva fue el único aviso en la primera mitad.

La reanudación trajo consigo una versión más voraz de la Roja. Con una marcha más, empezó a inquietar la puerta iraní. No acertó hasta la jugada más insospechada.
Balón hacia Costa, movimiento del delantero y el intento de despeje del defensa iraní rebota en la tibia del jugador atlético y el balón supera a Beiranvand.

El gol liberó y durmió a una España que se vio obligada a marcar otro gol durante los segundos que tardó en linier el anular el tanto de Irán. No fue el único susto para los de Hierro, sin aire cuando Azmoun remató a un palmo de De Gea.

Se le fue arriba. Se libró una Roja que ya enfila los octavos.

Loading...