Un barco de los guardacostas italianos llega con más de 500 migrantes

Loading...
El barco “Diciotti” de los guardacostas italianos llegó el martes por la noche al puerto de Pozzallo, en el extremo sur de Sicilia, donde debía desembarcar a más de 500 migrantes, incluidos unos 40 socorridos hace una semana frente a las costas de Libia por un buque de la marina estadounidense.

También te puede interesar: Supuestos seguidores de la oposición incendian alcaldía en Honduras

Imagen referencial

“El ‘Diciotti’ atracó finalmente en Pozzallo rescatando así a 522 personas”, tuiteó el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

“Fueron rescatados en diversas operaciones, 42 de ellos sobrevivieron al ahogamiento y necesitan urgentemente cuidados y apoyo psicológico”, añadió la agencia de la ONU, que dice estar presenta junto a las autoridades italianas y de las organizaciones humanitarias.

Una decena de estos migrantes muy deshidratados -seis niños, tres mujeres y un hombre- habían sido llevados anteriormente a Pozzallo y atendidos por la Cruz Roja italiana.

Se ignora si formaban parte del grupo de unas 40 personas rescatadas frente a Libia el martes pasado y que pasaron una semana en el mar a bordo del “USNS Trenton” antes de embarcar en el “Diciotti”.

Durante su rescate, la tripulación del “Trenton” también vio una decena de cuerpos sin vida. Sin embargo privilegiaron el rescate de los supervivientes, según un comunicado de la marina estadounidense.

Un navío de la oenegé Sea Watch, que recibió una llamada de socorro, se encontraba cerca y ofreció su ayuda a condición de poder atracar con los migrantes en un puerto italiano, lo que las autoridades italianas le denegaron.

Matteo Salvini, el ministro del Interior italiano y nuevo hombre fuerte de la política del país, dejó claro que a partir de ahora sería imposible para los barcos de las oenegés que ayudan a los migrantes frente a las costas de Libia desembarcar su “carga humana” en los puertos italianos.

Salvini, que tomó posesión de su cargo el 1 de junio, acusa a las oenegés de complicidad con los traficantes de personas que operan en Libia.

La justicia italiana archivó sin embargo el martes, por falta de pruebas, un caso en el que dos oenegés, incluida Sea Watch, estaban acusadas de tener lazos con estos traficantes y de haber favorecido la inmigración clandestina en Italia.

Fuente:afp

Loading...