De nueve tiros asesinaron a estudiante del liceo Saúl Albano Moreno

Un estudiante del tercer año de bachillerato del liceo Saúl Albano Moreno, en la ciudad de Cagua del municipio Sucre del estado Aragua, presuntos delincuentes penetraron a la residencia y en presencia de sus seres queridos fue asesinado de nueve disparos en distintas partes del cuerpo.

También te puede interesar: Dos personas muertas en accidenten de tránsito

Imagen referencial

El homicidio ocurrió a las 2:00 de la madrugada del domingo pasado en su casa ubicada en la calle 3 del barrio Salvador, en Manuelita Sáenz en la referida población, informó su señora madre, Yamilet Fuentes.

Ante los reporteros de sucesos, la atribulada madre identificó a su hijo como Wilson Javier Solórzano Fuentes, de 17 años de edad, quien en la actualidad estaba dedicado a sus estudios.

Comentó que ella, su hijo y la yerna dormían tranquilamente, cuando inesperadamente se presentaron dos jóvenes tocando la puerta y nosotros, tras levantarnos de la cama, nos acercamos a ésta para cerciorarnos de quienes estaban afuera.

Seguidamente los maleantes ingresaron a la vivienda e inmediatamente sacaron a mi hijo del cuarto donde dormía, en contra de su voluntad, y en la sala procedieron a ejecutarlo de nueve disparos.

Una vez cometido semejante acto, los homicidas huyeron del vecindario a pie como si nada hubiese ocurrido, dejando en mi hogar una estela de llanto y dolor entre quienes habitamos el inmueble”, dijo.

Las razones de ese homicidio las desconozco por completo. Wilson Solórzano era un muchacho tranquilo, no tenía problemas con nadie ni mucho menos había recibido amenazas de muerte.

Muy aplicado en sus estudios y de eso no me quejo. Yo se a quién tenía en mi casa y su muerte me tiene destruida moralmente, dijo en medio de su tristeza y llanto, por la pérdida de su hijo.

Añadió, “desconozco la identidad de los asesinos, considero que ellos no son del barrio y en medio de la confusión y el terror, no les vi el rostro. “Me quitaron un pedacito de mi vida”.

“Espero que los funcionarios de la Base de Homicidios, con sede en Santa Cruz investiguen el asunto, identifiquen a los delincuentes y los lleven a los tribunales”, expresó la señora Fuentes.

Ahora el caso es investigado por los funcionarios del Cicpc, bajo la tutela del comisario Cruz Vásquez, jefe de la Divino Regional de Homicidios. Por las circunstancias del caso, el crimen se orienta hacia una presunta venganza o cualquier otro móvil.

Por lo tanto, las evidencias encontradas en la escena serán sometidas a las experticias técnicas y a la reactivación de las huellas dactilares. Se dijo que los bandidos podrían estar identificados a través de los respectivos apodos.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...