Venezuela celebra Hoy beatificación de Madre Carmen Rendiles

Loading...

Con motivo de la beatificación de la Madre Carmen Rendiles Martínez el próximo 16 de junio, elsiglo ha querido  destacar este acontecimiento de gran relevancia para la fe en nuestro país. 

La religiosa se convertirá desde entonces en la  tercera venezolana en ser elevada a los altares en condición de beata, luego de un decreto de la Iglesia Católica avalado por el Papa Francisco. El pontífice será representado por un enviado especial en la ceremonia, la cual se realizaría en el Estadio Universitario de Caracas.

Carmen Rendiles Martínez fue una monja venezolana nacida en Caracas el 11 de agosto 1903, y falleció el 9 de mayo de 1977. Llegó al mundo sin uno de sus brazos, el izquierdo; sin embargo, ello no le impidió actuar con normalidad desde pequeña y luego sentirse atraída por la vida religiosa.

La labor como religiosa por parte de la Madre Carmen Rendiles Martínez es bastante amplia: en 1947 fue nombrada Superiora de la Congregación Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento; en 1954 se ocupó del Palacio Arzobispal y de la Catedral de Caracas; en 1955, se pone en funcionamiento el Colegio Belén de Caracas.

Quizás el más destacado, o el de mayor perfil público, lo realizó como fundadora de la congregación religiosa Siervas de Jesús en el año 1966, cuando se desempeñó como Superiora General hasta su fallecimiento el 9 de mayo de 1977.

Antecedentes de un milagro

El punto de inflexión de esta historia ocurrió hace casi 15 años, el 18 de julio de 2003, con la “milagrosa, instantánea, perfecta, estable y duradera” (en palabras del Cardenal Jorge Urosa Savino) ocurrida en el brazo de la médica cirujana Trinette Durán de Branger, quien en la mencionada fecha desempeñaba labores en el hospital “Miguel Pérez Carreño” de Caracas.

El hecho

Ese día, mientras operaba a un paciente de tumor de colon como cirujano principal, en el quirófano se desprendió un cable sin protección que estaba pegado a la mesa quirúrgica, recibiendo la doctora una fuerte descarga eléctrica en el brazo derecho que quemó su guante y los dedos índice y pulgar.

Las consecuencias inmediatas y directas de este percance fueron la inmovilización de tres dedos de su mano derecha, dolor intenso en todo el brazo y pérdida de fuerza en el mismo.

Tras el accidente, Durán de Branger recurrió a casi 20 médicos sin lograr la más mínima mejoría. “Al contrario, todo empeoraba a pesar de seguir responsablemente las prescripciones médicas a base de sedantes, relajantes, anti inflamatorios y otros”, describe el testimonio presentado a la comisión investigadora que llevaba la causa de la Madre Carmen.

Para la fecha en que estaba programada la intervención, con el riesgo de perder el brazo, la cirujana se aproximó al Colegio Belén, que atienden las Hermanas Siervas de Jesús, en la urbanización Los Palos Grandes de Caracas, para rezar por la sanación de su brazo.

En el lugar conversó con la madre María San Luis, hermana de sangre de Madre Carmen; después de orar juntas, la monja le dijo que la Madre Carmen la curaría de su dolencia. En una habitación donde la Madre Carmen en vida reposaba algunas veces estaba un cuadro con su imagen.

Al ver el cuadro y pedir interiormente su curación, salió del borde de éste como “un hermoso rayo de luz que alumbró toda la habitación y llegó hasta su hombro”, dice el testimonio de la sanación presentado ante el Vaticano. 

Trinette Durán sintió un intenso calor entrar por su cabeza y penetrar en su brazo. Tan abrumadora fue la experiencia que perdió por un momento el conocimiento y en el mismo instante su brazo quedó restablecido totalmente. Ya no usó más férula, ni fue realizada la operación.

A raíz de esta experiencia única, el caso fue presentado ante la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano, y luego de años de minuciosos estudios, análisis y consideraciones, el 21 de noviembre de 2017 fue aprobado el milagro, y con él la beatificación de la Madre Carmen Rendiles.

Beatificación

Tras el visto bueno dado al milagro ya detallado, el 19 de diciembre se anunció que la religiosa caraqueña se convertiría en la tercera beata venezolana reconocida por la Santa Sede en decreto firmado por el Papa Francisco; la ceremonia fue pautada para el 16 de junio de 2018.

Fuente Globovision

Loading...