Policía Científica desmanteló la banda de “Los Maizoritos”

Seis personas, presuntamente integrantes de una banda conocida como “Los Maizoritos”, que venían ejecutando hurtos millonarios de materia prima a una empresa procesadora de maíz de Cagua, fueron capturados por los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas adscritos a la sede de Turmero, municipio Mariño.

También te puede interesar: Murió tras recibir un disparo de manera accidental

Evangelys Martínez, supervisora de Investigaciones, comisario jefe Heber González, y el inspector jefe Simón Prato

Este procedimiento estuvo bajo la coordinación del comisario jefe, Heber González, así como de Evangelys Martínez, supervisora de Investigaciones, y el inspector jefe Simón Prato.

Los sujetos privados de libertad quedaron identificados como Regory Jesús Briceño González, cabecilla de la banda delictiva, y sus compinches, Maikol Alexander Ibarra, alias “El Maikol”, chofer; Richard Emilio Rodríguez Pérez, chofer, quien presentó un registro por la subdelegación de Maracay por el delito de hurto en agosto 2016.

Asimismo fueron detenidos Jesús Alfredo Hernández Pina, apodado “El Alpes”, ex empleado de la empresa; Gerson Martínez Gamarra, alias “El Catire”, y Mario José Sojo Pérez, conocido como “El Gocho”.

De acuerdo a las declaraciones suministradas por el jefe del despacho, Regory Briceño, líder de la banda, tenía el cargo de romanero y estaba a cargo de recibir las facturas de la materia prima que llegaba a la planta.

Al parecer, Briceño habría urdido un mecanismo para hurtar la materia prima y de inmediato se confabuló con uno de los ex empleados de la empresa, de nombre Jesús Hernández, dedicándose a la sustracción semanal del maíz, el cual sacaban de la planta por sacos.

Pero, al parecer, Briceño se entusiasmó con las jugosas ganancias y decidió ampliar el grupo delictivo, y así aumentar vertiginosamente el beneficio del delito. Para esto reclutó a cuatro trabajadores, ente estos dos choferes, a quienes les propuso el negocio de su vida, que finalmente tuvo un triste final.

Los reclutados no se negaron. Armaron un equipo que se dedicó a robar la materia prima por toneladas, desviando la mercancía a una empresa fantasma de nombre Inversiones Sofamg, con sede en Guayabita, municipio Mariño.

Posteriormente, el maíz era vendido a otras dos empresas por medio de documentos “chimbos”, las cuales registraban a nombre de la empresa matriz, haciendo creer a los clientes que el traslado era legal, transfiriendo así sumas millonarias a las cuentas de los cómplices.

Todo marchaba muy bien, ingresando a las arcas millones de bolívares. Pero no hay delito perfecto. Surgió el detalle de que las pequeñas empresas que recibirían el maíz debían pagar el flete a la distribuidora Maizorito de Cagua, pero cuando efectuaron estos pagos, los empleados les indicaban que su pedido estaba en proceso. Desde ese momento comenzaron las sospechas de los propietarios, realizando las denuncias ante la sede del Cicpc.

De inmediato, los sabuesos realizaron las labores de campo y lograron descubrir el entramado de este grupo que causó pérdidas millonarias a la empresa procesadora de maíz.

Los detenidos quedaron a la orden de la Fiscalía 6ta en competencia de material estratégico y delincuencia organizada, y ya se encuentran privados de libertad.

Los funcionarios no descartan que otras personas estén vinculadas a este delito dentro de la empresa, por lo tanto continúan las averiguaciones de manera de desmantelar completamente la banda.

Se conoció que estos individuos habrían sacado de la empresa al menos 140 toneladas de maíz, de los cuales fueron recuperados un aproximado de 35 toneladas.
Entre otras evidencias incautadas se encuentran los vehículos de carga pesada y una camioneta tipo pick-up, con las cuales transportaban la materia prima hurtada.

RAIZA VILLAFRANCA | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...