Diez detenidos y 5 policías heridos en protesta de universitarios en Bolivia

Loading...
Diez personas fueron detenidas y cinco policías resultaron heridos hoy en La Paz en choques entre manifestantes y agentes durante una protesta de estudiantes que intentaban acceder a la plaza donde se encuentran las sedes del Gobierno y el Parlamento de Bolivia, informó una fuente oficial.

También te puede interesar:Saludo militar de Trump a general norcoreano causa controversia

Imagen referencial

Los enfrentamientos se registraron cuando los estudiantes intentaron ingresar por la fuerza a la plaza Murillo, durante una protesta de la universidad estatal UPEA para reclamar más presupuesto al Gobierno.

Los policías lanzaron gases lacrimógenos y potentes chorros de agua a presión para intentar dispersar a los universitarios, que respondieron con detonaciones de petardos y arrojándoles bombas molotov y piedras.

En la refriega resultaron heridos cinco agentes, uno de ellos “de gravedad” al haber sufrido quemaduras en la pierna izquierda causadas por una bomba molotov, dijo a los medios el viceministro de Régimen Interior de Bolivia, José Luis Quiroga.

Los otros cuatro policías sufrieron contusiones al ser agredidos por los manifestantes que buscaban “generar un escenario de mucha violencia”, sostuvo el viceministro.

Unas diez personas fueron detenidas, incluidas ocho que iban en un vehículo oficial de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) en el que transportaban diversos “objetos”, como bengalas, que se emplearon para responder a la Policía, añadió.

El chófer del vehículo también fue detenido, al igual que un décimo estudiante que fue interceptado más temprano por los agentes en posesión de juegos pirotécnicos y piedras.

Los detenidos deberán declarar ante un fiscal para explicar su participación en la manifestación.

Las protestas de la UPEA en reclamo de más fondos comenzaron a finales del mes pasado en El Alto, la segunda mayor ciudad de Bolivia, y se trasladaron a la urbe vecina de La Paz, la capital administrativa del país.

Las movilizaciones se extendieron por otras universidades del país, con enfrentamientos con la Policía y arrestos de manifestantes en algunas ciudades, tras la muerte el pasado 24 de mayo de un universitario durante las protestas en El Alto.

La primera versión oficial atribuyó el fallecimiento al disparo de una canica de vidrio con un cohete por parte de los propios manifestantes, pero después fue detenido un mando policial acusado de lanzar ese proyectil de forma no reglamentaria.

La comunidad universitaria reclama responsabilidades políticas por esta muerte, como la dimisión de varios ministros.

Autoridades del Gobierno y el Legislativo bolivianos han tenido varios intentos de diálogo con los representantes de la UPEA, pero aún no se ha logrado un acuerdo sobre la demanda universitaria.

El Gobierno de Evo Morales apeló primero a una mejor gestión de estos recursos por parte de la UPEA y luego ofreció agregar poco más de 10 millones de dólares al presupuesto de esa universidad.

El presidente del Senado, el oficialista José Alberto Gonzales, envió hoy una carta al rector de la universidad, Ricardo Nogales, ratificando la oferta e invitándole a reanudar el diálogo previa suspensión de las movilizaciones.

Fuente: efe

Loading...