Señora de servicio doméstico planificó muerte de su patrona

Funcionarios de la División de Homicidios del estado Aragua, bajo la batuta del comisario Cruz Vásquez, resolvieron en tiempo récord el crimen cometido en horas de la mañana del martes contra una abuelita en el sector Santa Rosalía en Cagua del municipio Sucre.

También te puede interesar: “Esos individuos lo mataron por no pagar 50 mil dólares”

Los sabuesos resolvieron el caso en tiempo récord

Por el caso los investigadores aprehendieron a dos personas, entre ellas una señora que fungía de servicio doméstico de la víctima, y un sujeto que resultó abatido en un enfrentamiento con funcionarios de ese despacho y un cuarto elemento anda prófugo de la justicia.

También se ubicó un vehículo, propiedad de la víctima y otras evidencias que guardan relación con los hechos ocurridos a las 6:30 de la mañana del martes, se informó a los reporteros de sucesos.

Eruma Inés Tovar de Reyes, muerta

El móvil del suceso es el robo. De acuerdo a las informaciones, Carolina del Valle Rico Torrealba, de 35 años de edad, trabajó por espacio de 17 años en forma eventual, y durante ese tiempo se ganó la confianza de la señora Eruma Inés Tovar de Reyes, de 65 años.

Un día antes de la acción criminal, Rico Torrealba planificó la muerte de su patrona para apoderarse de prendas de oro, dinero de circulación nacional, alimentos, ropa, zapatos, celulares y un vehículo Mitsubishi Lancer, de color plateado, matrícula AC797UD. Lo hizo para acumular una fortuna.

Para lograr sus propósitos, la sospechosa contrató los servicios de tres peligrosos delincuentes e incluso, se quedaron a dormir en su residencia ubicada en el sector Alí Primera en Cagua.

Pasaron toda la noche estudiando los pasos a seguir para consumar los objetivos planteados, y así se cumplió. Cuando promediaban las cinco de la mañana del martes, “La Rico”, conocida así en los bajos fondos, y sus compinches se trasladaron a Santa Rosalía con la intención de cumplir con sus obligaciones de servicio doméstico.

Entre la víctima y la victimario tenían un código para comunicarse mutuamente. Esa mañana la mujer se acercó a la vivienda, dio tres toques a la puerta principal y después silbó. Poco después salió la señora para abrirle la puerta y en ese momento entraron en acción los delincuentes, quienes sometieron a su víctima.

Sin embargo, la señora no se doblegó ante las andanzas de los antisociales, comenzando a forcejear entre ellos. Como no pudieron lograrlo, los hampones le cayeron a golpes en diferentes partes del cuerpo e incluso le colocaron un cable a nivel del cuello hasta quitarle la vida.

Su cuerpo fue arrojado en la parte posterior de la quinta, mientras que los antisociales se apoderaron de todos los objetos varios y además se llevaron el vehículo Mitsubishi. Minutos más tarde los ladones emprendieron la huida.

Cerca de las 8:00 de la mañana, se acercó uno de los hijos de la ciudadana, e inmediatamente se dio cuenta que algo anormal había sucedido en la residencia y alertó a los vecinos.

Tras encontrarla en el patio y pensando que aún estaba viva, trasladó a su progenitora hasta una clínica, donde le manifestaron que ya estaba muerta.

Los delincuentes ingresaron a la residencia luego de tres toques

El pariente de inmediato dio parte del caso a los funcionarios del Cicpc, quienes se dirigieron, sin perder tiempo, al sitio iniciando las averiguaciones de rigor, y como no hay crimen perfecto, ya en horas de la tarde habían procesado el paradero de uno de los sospechosos en el sector La Comuna.

Al momento de darle la voz de alto y sentirse que estaba acorralado, el individuo entregó su vida, cayéndose a tiros con los funcionarios. En el intercambio de disparos resultó herido y en el traslado a un centro asistencial, dejó de existir, según lo informado a los periodistas.

Se trataba de Jobany Jesús Villegas Ortega, de 19 años de edad, a quien se le incautó un arma de fuego. El hecho ocurrió exactamente en la calle 3 de La Comuna.

Y en la continuación de las investigaciones, los funcionarios aprehendieron a Carolina del Valle Rico Torrealba, autora intelectual y además a Criswell José Tiapa, de 20 años, uno de los autores materiales.

Las comisiones del Cicpc andan tras las pistas de Carlos Luis Hernández Hernández, de 19 años, cabecilla de una banda de antisociales que incursiona en los sectores de Alí Primera, La Comuna y otros barrios cercanos. Actualmente anda prófugo de la justicia.

Se indicó de manera extraoficial que en una de las viviendas, los sabuesos encontraron las joyas y demás bienes de la víctima. Los investigadores andan tras las pistas del líder negativo y en las próximas horas ubicarán su paradero.

Aunque no hubo información de manera oficial, se indicó que los dirigidos por el comisario Cruz Vásquez le pusieron un mundo a las pesquisas y a las seis de la tarde del martes ya tenían el caso resuelto. Ahora el expediente será remitido a la Fiscalía de la causa y corresponde a los tribunales suministrar justicia ante un atroz homicidio cometido contra una señora, madre de cuatro hijos y de oficio del hogar.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | DENYS SÁNCHEZ

Loading...