Se quedan sin unidades las líneas de Mario Briceño Iragorry

Los transportistas públicos del municipio Mario Briceño Iragorry se están quedando sin unidades, ya que la falta de repuestos y los costos excesivamente altos de los insumos no les permiten reactivar la flota paralizada.

En este sentido, los conductores lamentan haber tenido que abandonar su trabajo y realizar otras actividades económicas, pues ganaban poco dinero ofreciendo el servicio del transporte, lo que no les permitía comprar repuestos y evitar así la paralización de la flotilla.

En este sentido, Damason Zambrano, fiscal de la línea Caña de Azúcar, explicó que “todo está muy caro: repuestos, cauchos, motores. Los directivos de las líneas han solicitado al Gobierno que nos vendan repuestos más económicos para activar las unidades y aún no les han dado respuesta, ellos sólo se lavan las manos, y el pueblo padece”.

Del mismo modo, Zambrano manifestó que “el aceite de las camionetas se debe comprar mínimo cada tres días, y cuesta tres millones de bolívares, los cauchos están en 80 millones de bolívares. A razón de estos costos yo no he podido laborar más como transportista, pues mi unidad se dañó el año pasado y ahí está parada por falta de repuestos, ahora sólo hago fiscalías”, dijo.

El transportista destacó que en MBI solamente hay cuatro vehículos en funcionamiento que no se dan abasto para prestar un servicio óptimo a los residentes de la zona.

Seguidamente, José Durán añadió: “mi unidad que es la número 35, la paré hace meses porque se le dañaron los cauchos y el motor. Estuve reuniendo para comprarlo y el día que tenía el dinero en la mano y fui a la tienda, vi que estaba más caro, desde ese entonces me dedico a hacer otras cosas por falta de capital para costear los gastos del automóvil”.
Es importante destacar que la mayoría de los transportistas de MBI han tenido que “rebuscarse” con otros oficios distintos al que se dedicaron durante muchos años.

YORVELIS ROJAS (pasante) | elsiglo
fotos | JUAN CARLOS BENITEZ

 

Loading...