Kim Jong-un llegó a Singapur para su histórica cumbre con Trump

A bordo de un 747 de Air China, el dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha llegado este domingo a Singapur para su histórica cumbre del martes con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Por motivos de seguridad, el avión ha volado por el interior de China, lejos de la costa para evitar un posible atentado, según informa el periódico «South China Morning Post» mostrando un mapa con su trayecto difundido por el portal de internet Flightradar. 

Tras aterrizar en el aeropuerto de Singapur, la comitiva de Kim Jong-un se ha dirigido a su hotel, el lujoso St. Regis, escoltada por la Policía a través de calles cortadas al tráfico, pero donde se han congregado numerosos curiosos. El joven dictador iba a bordo de su propia limusina Mercedes, que había llegado horas antes en un avión de transporte norcoreano.
Procedente de la cumbre del G-7 en Canadá, está previsto que Trump llegue este domingo por la tarde a Singapur. Bajo fuertes medidas de seguridad, esta pequeña y rica ciudad-Estado del Sudeste Asiático se ha engalanado para tan histórica ocasión. Por primera vez, se reúnen cara a cara los mandatarios en activo de EE.UU. y Corea del Norte, dos países que llevan enfrentados desde los primeros compases de la Guerra Fría.
Sobre la mesa está la desnuclearización de Corea del Norte. Tras llevar a cabo seis pruebas nucleares desde 2006 y numerosos ensayos de misiles, en teoría capaces de golpear suelo estadounidense, el régimen comunista de Pyongyang se ha avenido a negociar con la Casa Blanca. 
Corea del Norte estaría dispuesta a iniciar un proceso de desnuclearización si EE.UU. le garantiza que no intentará derrocar su régimen, levanta las sanciones internacionales y normaliza sus relaciones diplomáticas y comerciales.
Para el presidente de EE.UU., Donald Trump, se trata de “una oportunidad única para la paz”, según anunció este sábado antes de partir del G-7 en Canadá, donde también declaró que “soy una persona que se dedica a hacer tratos. Siempre me ha ido muy bien”. El mundo entero estará pendiente de su esperado encuentro con Kim Jong-un, con quien se ha intercambiado un sinfín de insultos personales durante los últimos meses y cuya negociación ha sido extremadamente dura.
De hecho, el propio Trump canceló esta cumbre el pasado 24 de mayo, pero luego siguió organizándola con Kim Jong-un después de que este insistiera en su voluntad de diálogo y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, volviera a mediar entre ambos.

Fuente:Globovision

 

Loading...