Raptaron y luego asesinaron a tiros a funcionario policial

Loading...
Mientras cumplían labores de patrullaje, funcionarios del Cuerpo de Seguridad y Orden Público, adscritos al Centro de Coordinación Aragua Este II, visualizaron un vehículo en estado de abandono en una zona boscosa de un asentamiento campesino, cerca de Hogares Crea, parroquia Zuata del municipio José Félix Ribas y al acercarse al sitio para verificar sus placas se percataron de la presencia de una persona dentro de la unidad.
Los funcionarios de la PNB mantuvieron el control en la ARC

Seguidamente se “dispararon las alarmas” de que algo anormal estaba sucediendo e inmediatamente tomaron las precauciones del caso, procediendo a la inspección ocular.
Transcurridos unos minutos, los funcionarios se dieron por enterado que el hombre estaba muerto, presentando disparos en distintas partes del cuerpo y todas sus pertenencias se encontraban en el automóvil.

Luego se percataron que se trataba de un funcionario de la Policía Municipal de Ribas, identificado como Bladimir Eduardo Espinosa Infante, de 26 años de edad, de rango oficial agregado y domiciliado en el sector Primitivo de Jesús, vía Zuata.

Tenía seis años presentando servicios a la institución policial y durante su estadía en ese cuerpo de seguridad, Espinosa combatió implacablemente la delincuencia, y en muchos casos intervino en allanamientos, aprehendiendo a delincuentes con amplio historial policial.
Producto de su trabajo en pro de las comunidades de La Victoria y zonas circunvecinas, el oficial agregado se ganó muchos enemigos gratuitos, y este martes se encontraba franco de servicios.

Tras descansar varias horas, el ciudadano se trasladó al centro de La Victoria con la intención de realizar una diligencia personal a bordo de su vehículo marca Ford, modelo Fiesta Power, de color azul, placas AG438YG.

Estando en la céntrica Ciudad de la Juventud, el funcionario, a quien lo venía siguiendo de manera sigilosa, lo interceptaron cuatro sujetos que empuñaban armas de fuego y se llevaron de rehén, según versión de algunos testigos.

De allí se lo trasladaron a un destino desconocido. Horas más tarde cuando cumplían funciones de patrullaje, los uniformados localizaron a su compañero muerto a manos de la delincuencia.

Ante las circunstancias del caso, el móvil del crimen se inclina presuntamente a una venganza en retaliación a sus funciones como funcionario policial. El cadáver fue trasladado a la Morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley.

En medio de la consternación y repudio de sus compañeros de armas, comisiones mixtas de la Policía de Aragua y de la Base de Homicidios del Cicpc, efectuaron varios allanamientos, así como también colectaron evidencias que permitirán identificar a los implicados en la muerte del oficial agregado.

Por lo tanto, el carro fue sometido al barrido especial y a la reactivación de las huellas dactilares. El caso `podría quedar resuelto en el transcurso de las próximas horas. Las comisiones del Cicpc trabajan el asunto bajo la orientación del comisionario Cruz Vásquez, jefe de Homicidios del estado Aragua.

LUIS ANTONIO QUINTEERO | elsiglo
foto | ROYNER APONTE

Loading...