Por un pendrive asesinaron a adolescente en San Mateo

Loading...

De acuerdo a las investigaciones preliminares, la muerte del adolescente de 17 años de edad ocurrida durante la noche del lunes pasado, específicamente a las 10:00 pm en el sector La Esperanza, en la población de San Mateo, municipio Bolívar, gira en torno a dos versiones, una de ellas se orienta a una presunta venganza y la segunda a una equivocación de quienes planificaron el referido acto criminal.

Imagen referencial

El muchacho, según informó su compañera sentimental Dayana Ovalles, salió de su residencia a esa hora de la noche, con la intención de realizar una diligencia personal y a los pocos minutos fue atacado a tiros por tres desconocidos que empuñaban armas de fuego.

Una vez que lo vieron tendido en el pavimento, los sospechosos se le acercaron sin perder tiempo e inmediatamente comenzaron a requisarle los bolsillos del pantalón como “buscando algo” que tenían perdido.

Mientras los homicidas les despojaban de cierta cantidad de dinero y demás cosas, la comunidad toda molesta abandonó, en un momento, sus casas, dirigiéndose luego al sitio del suceso con palos y objetos contundentes con la supuesta intención de tomar la justicia por sus manos, en virtud de que la víctima no era un delincuente o azote de barrio.

Ante la reacción de los moradores, los hampones huyeron del sitio y se perdieron entre la oscuridad sembrando el terror. Al parecer, el homicidio de Luis Miguel Rojas Rodríguez se debió a “una muerte por encargo”, según la suposición.

Según la sospecha, el menor, inocentemente, habría comprado un pendrive, contentivo de música variada, a unos sujetos que presuntamente ingresaron a una residencia de la zona y éste, sin advertir del peligro, se dirigió a la residencia, donde comenzó a oír sus canciones.

La persona (dueño del dispositivo) se percató que esa música era su preferida y además estaba archivada en el pendrive que se había extraviado misteriosamente. Presumiendo de un robo, el hombre de quien se desconoce datos habría planificado la muerte con la intención de tomar venganza.

Sin embargo, la versión estaría siendo investigada por funcionarios de la Base de Homicidios de La Victoria, con la intención de ubicar el paradero de los posibles autores materiales e intelectuales.

Lo cierto del caso es que la familia de la víctima son personas honestas que trabajaban para la Alcaldía del municipio Bolívar y todo el mundo sabe quiénes son ellas.

(Lea también:Adolescente ultimado por venganza)

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...