Confirman que el asesino de Lieja gritó varias veces “Alá es grande”

La Fiscalía federal belga confirmó hoy que el hombre que asesinó ayer a dos policías y un civil en Lieja antes de ser abatido gritó varias veces “Alá es grande” durante el ataque.

El asesino gritó “varias veces ‘Alá es grande’ y estaba en contacto con personas radicalizadas”, indicó el portavoz de la Fiscalía, Eric Van Der Sypt, en una rueda de prensa, en la que confirmó que se investigan los hechos como “asesinato terrorista e intento de asesinato terrorista”.

El terrorista, un belga llamado Benjamin Herman y nacido en agosto de 1987, “atacó a dos agentes de la policía de Lieja con un cuchillo, por la espalda” y remató en el suelo a las agentes de 45 y 53 años con sus propias armas.

A continuación entró “varias veces” en un café cercano en el que no vio a nadie y después disparó contra un coche, matando a un joven de 22 años.

Según el Ministerio Público, los primeros elementos de la investigación indican que podría tratarse de un “atentado terrorista”, entre ellos el modus operandi de atacar a policías con un cuchillo y robar sus armas, gritar “Alá es grande” y que el asesino hubiera estado en contacto con personas radicalizadas, al menos en 2016 y a principios de 2017.

La investigación se centra ahora en saber si el asesino actuó solo, agregó la Fiscalía, que indicó que se le está practicando un examen toxicológico a los restos del homicida, del que no se facilitará una fotografía oficial.

El tirador salió el lunes a las 07.30 hora local (05.30 GMT) con un permiso de 36 horas de la prisión de Lantin y debería haber regresado al centro penitenciario ayer a las 19.30 hora local (17.30 GMT).

Fuente: EFE

Loading...