Victorianos le dicen adiós al tomate

Loading...
Muchos son los compradores que manifiestan estar anonadados, luego de ver el alza en el precio del tomate, el cual pasó de 500 bolívares a superar el millón de bolívares de un día para otro.

Los consumidores de La Victoria, municipio Ribas, que realizaron sus visitas a las fruterías y mercados populares de la ciudad en busca de la economía, señalaron que volvieron a sorprenderse con el significativo aumento del fruto rojo, que apenas hace quince días se encontraba entre 500 y 600 mil bolívares y pasó, de un solo impulso, a 1 millón 245 mil bolívares (Bs.S 1.245).

En este sentido, las amas de casa como Juana de Madriz dijeron: “Ya se nos vuelve imposible comprar un poquito de tomate, que a veces resolvía para acompañar la pasta o hacer una ensalada. Quedamos entre la espada y la pared, pues no sabemos que comprar con esta hiper inflación, que al parecer no será controlada en mucho tiempo”.

Asimismo, se conoció que aparentemente la única manera de adquirir el tomate es con los vendedores informales, que pueden rebajar el costo a 400 o 500 bolívares, si cancelas en efectivo, sin embargo sigue siendo una odisea, pues el efectivo están tanto o más escaso que el producto.

“Si uno camina puede conseguirlo a menor costo, pero de que sirve si no hay efectivo y lo poco que sacas del banco se te va en pasaje y otras comidas importantes. No las estamos viendo negras ya ni los sustitutos que antes usábamos los podemos implementar. Esto es desesperante”, señaló Juan Silva, mientras caminaba en busca de buenos precios.

Entre tanto, el tomate se convierte en la fruta más cara del mercado, esto tomando en cuenta que superó a la cebolla y el pimentón, que al menos en lo que va de semana se mantuvieron rondando los 450 mil bolívares, sin embargo, se sospecha que superen el millón en los próximos días.

“Nosotros como comerciantes tratamos de mantener los precios, porque sabemos la situación que estamos atravesando, pero a veces se nos hace imposible, por los costos que nos presentan los proveedores. Hacemos lo que podemos y nos ajustamos lo más posible al ingreso del trabajador común”, señaló Gonzalo Frey, encargado de una frutería del centro de la ciudad.

DANIEL MELLADO | elsiglo
foto | ROYNER APONTE

En este sentido, las amas de casa como Juana de Madriz dijeron: “Ya se nos vuelve imposible comprar un poquito de tomate, que a veces resolvía para acompañar la pasta o hacer una ensalada. Quedamos entre la espada y la pared, pues no sabemos que comprar con esta hiper inflación, que al parecer no será controlada en mucho tiempo”.

Asimismo, se conoció que aparentemente la única manera de adquirir el tomate es con los vendedores informales, que pueden rebajar el costo a 400 o 500 bolívares, si cancelas en efectivo, sin embargo sigue siendo una odisea, pues el efectivo están tanto o más escaso que el producto.

“Si uno camina puede conseguirlo a menor costo, pero de que sirve si no hay efectivo y lo poco que sacas del banco se te va en pasaje y otras comidas importantes. No las estamos viendo negras ya ni los sustitutos que antes usábamos los podemos implementar. Esto es desesperante”, señaló Juan Silva, mientras caminaba en busca de buenos precios.

Entre tanto, el tomate se convierte en la fruta más cara del mercado, esto tomando en cuenta que superó a la cebolla y el pimentón, que al menos en lo que va de semana se mantuvieron rondando los 450 mil bolívares, sin embargo, se sospecha que superen el millón en los próximos días.

“Nosotros como comerciantes tratamos de mantener los precios, porque sabemos la situación que estamos atravesando, pero a veces se nos hace imposible, por los costos que nos presentan los proveedores. Hacemos lo que podemos y nos ajustamos lo más posible al ingreso del trabajador común”, señaló Gonzalo Frey, encargado de una frutería del centro de la ciudad.

Loading...